viernes, 24 septiembre 2021

Calidad e inocuidad validan producciones de Pescavilla

La Empresa Pesquera de Villa Clara, Pescavilla, contribuye a la alimentación sana de los consumidores. Pescado de agua dulce y diferentes elaboraciones validan su eficiencia.

La Empresa Pesquera de Villa Clara, Pescavilla, contribuye a la alimentación sana de los consumidores. Pescado de agua dulce y diferentes elaboraciones validan su eficiencia.

La empresa pesquera de Villa Clara destaca por la calidad, inocuidad de los alimentos y excelente atención al consumidor. Su industria y mini industrias elaboran una gama de surtidos con la higiene y cuidado necesarios en su manipulación, lo que garantiza un consumo sano.

La comercialización, por su parte, a través de sus pescaderías es un ejemplo para otros centros de la provincia y los alimentos que en ellas se expenden multiplican la demanda de sus clientes.

René Peña Carrazana, director de la Empresa Pesquera de Villa Clara, asegura que aún así son insuficientes sus producciones porque la demanda de Pescavilla se ha multiplicado, se están cumpliendo los planes, y los productos se agotan muy rápido en las pescaderías.

«La relación entre la oferta y la demanda se complica cada vez más, y solicita mayores entregas de surtidos», acotó. «Es un gran reto y para cumplirlo, todo el colectivo está trabajando incansablemente», concluyó Peña Carrazana.

Garantizar la alimentación del pueblo es la máxima de esta empresa, y multiplicar el proyecto del centro de elaboración del Sandino está dentro de sus planes.

El director de Pescavilla explicó que se está trabajando para abrir cinco nuevos centros de elaboración similares al del Sandino en cinco municipios de la provincia, y ya se busca todo el equipamiento que lleva para ponerlos a funcionar. Este último elemento debe garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos, lo que significa respeto al consumidor y que tiene que estar presente embalse donde se cría el pez, su traslado a la industria con la congelación necesaria, y el tratamiento en ella en su procesamiento industrial. Ya el proceso de comercialización es el último eslabón de esa calidad e inocuidad que debe cumplirse como merece el pueblo que lo consume, aseveró Peña Carrazana.

Hoy se trabaja intensamente en la culminación de la pescadería del reparto José Martí, un centro de venta que cumplirá con todos los requisitos establecidos para que llegue a los clientes la mercancía, y es uno de los aportes de Pescavilla al 330 cumpleaños de Santa Clara.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.