miércoles, 28 julio 2021

Un zoológico con todos y para todos…

 El complejo parque zoológico de Villa Clara es uno de los pocos lugares con los que hoy cuentan los más pequeños de la familia santaclareña para su esparcimiento y recreación sana.

 El complejo parque zoológico de Villa Clara es uno de los pocos lugares con los que hoy cuentan los más pequeños de la familia santaclareña para su esparcimiento y recreación sana.

La combinación atractiva de apreciar los animales que se encuentran en el zoológico Camilo Cienfuegos, de Santa Clara, junto a otras actividades recreativas constituyen un espacio que muchos eligen para distraer a sus niños en periodo de vacaciones o el fin semana.

En este sitio son evidentes las acciones de mejoramiento y ampliación que se desarrollan desde hace varios años, y que denotan un cambio favorable para el lugar y quienes lo visitan.

El zoológico de Santa Clara ya no es el mismo de 20 años atrás. Es por ello que en varias oportunidades es una de mis elecciones para que mis niños puedan disfrutar al aire libre y aprender cosas nuevas.

Pero sin duda alguna toda obra humana es perfectible, sobre todo cuando depende de quienes damos uso y recibimos beneficio del mismo.

En mi última visita me llamó la atención todos los cambios que se han realizo en el zoológico en cuanto ampliación de jaulas, mejoramientos de otras, y construcción de nuevos espacios. Sin dudas cambios necesarios y oportunos.

A pesar de ello creo que otras acciones también se pueden realizar como ubicar más cestos de basura cerca de las jaulas pues en los recorridos por ellas no se encuentran fácilmente estos depositas para desechar aquello que ya no vamos a usar más.

Si me percaté que cerca del área gastronómica existen unos cuantos cestos, incluso clasificados para los distintos tipos de desechos, y aun así muchas personas no le dan su uso.

De igual manera me llamó la atención la venta de cigarrillos en un lugar donde se protege el medio ambiente y a mi entender no se debería fomentar este vicio por la repercusión que tiene tanto para la naturaleza, como para la salud de los infantes que allí van.

Otro aspecto que es criticable resultan los altos precios que tienen la variedad de opciones recreativas por cuenta propia que confluyen en este sitio. Pues al pertenecer a los trabajadores no estatales ellos proponen su oferta al precio que entienden. Y por supuesto la demanda siempre va a estar pues difícilmente los padres cohibamos a nuestros hijos de disfrutar de ellos.

Un llamado de atención razonable sería evaluar una definición de precios más asequibles al bolsillo de la familia santaclareña para que sus hijos disfruten de estas opciones pues créame que en pocos minutos se acaba el equivalente a un salario mínimo en nuestro país.

La afluencia de visitantes al complejo parque zoológico de Villa Clara es bastante, a pesar de encontrarse ubicado un poco distante del centro de la ciudad y no contar con varias rutas de guaguas que pasen por las calles aledañas a este.

Seguramente si estos señalamientos que hoy vemos quienes visitamos este lugar pudieran mejorarse, la cantidad de visitantes aumentaría y disfrutaríamos con mayor placer esta interacción sana con la naturaleza.

Para ello todos debemos poner nuestro granito de arena. Los padres: enseñar a nuestros hijos a cuidar el medio ambiente y no votar basura. Gastronomía: no expender cigarros en un sitio como este. Transporte: incluir rutas que puedan facilitar el acceso a este hermoso sitio. Y autoridades pertinentes: regular en alguna medida los precios de las diferentes actividades por cuenta propia que allí confluyen.


Aliuska Brizuela Vega

Licenciada en Periodismo Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán y amante de la literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.