jueves, 29 julio 2021

Un sabor diferente para un domingo diferente

Cuando los cubanos pensamos en celebraciones, la comida tradicional viene unida. La carne de puerco se convierte en algo esencial, sin embargo, no es así. Existen otros platos que adornan nuestra mesa, son más saludables y deleitan nuestro paladar.

Hoy les propongo uno que en estos días se ganó la preferencia en mi hogar, me refiero al ají pimiento relleno. Un plato que puede ayudarte a celebrar diferente el Día de las Madres.

Soy de las que gusta del pimiento de cualquier manera. Crudo o cocido, me da igual. Verde o maduro, tampoco hago la diferencia. Pero esta vez lo propongo relleno y ud me dará la razón, será un delicioso plato para regalar a su mamá y si es ud la homenajeada, también disfrute de la elaboración y luego de comerlo junto a su familia.

Los pimientos poseen una serie de propiedades beneficiosas para la salud a consecuencia de su composición. Son alimentos ricos en fibra, enfolatos, en vitaminas y antioxidantes, sobre todo en vitamina C. Poseen capsaicina, de acción antibiótica, analgésica y estimulante de la mucosa gástrica y de la vesícula biliar.

Son ricos en licopeno, un pigmento vegetal natural del grupo de los carotenoides, con propiedades antioxidantes, que según demuestran varios estudios científicos recientes, protege a las células del estrés oxidativo y previene el cáncer de próstata. Contribuyen a proteger la vista, el aparato digestivo y la salud cardiovascular; favorece la diuresis y la eliminación de toxinas, y refuerza las defensas antioxidantes del organismo.

El pimiento se usa en multitud de platos. En la cocina internacional no es menos habitual, constituye asimismo un buen comodín en la mesa. En verano combina y da un contraste de color a las ensaladas de hojas, en las que puede mezclarse pimiento rojo y verde. De ahí mi receta que puede elaborar a partir de ajíes verdes o maduros, especialmente en tiempos de temporada.

Siempre escojo los más grandes para el procedimiento y particularmente me gustan pintones, pero repito: no necesariamente, pueden ser de cualquier manera.

Para el relleno me gusta el picadillo o carne picada como muchos la llaman: vacuno, cerdo, pollo u otros. Puede ser embutidos, queso u otros o mezclados. La cocino con la sazón a gusto y dejo secar un poco a fuego lento.

Para servir a la mesa puede adornarlo con salsas caseras u otras, mayonesa o cualquier aderezo. En mi caso lo vestí con una salsa a base de puré de tomate hecho en casa, aceite, vinagre, vino seco y cebollas.

El pimiento puede conservarlo todo el año para elaborar varios platos. La manera de encurtirlo será para otra ocasión. Su bolsillo y gusto tendrán la última palabra, pero con esta variante seguro que tendrá un sabor diferente para un domingo diferente. Celébrelo en casa.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.