domingo, 26 septiembre 2021

Presencia de Fidel en Manicaragua

A propósito del aniversario 93 del natalicio de Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, en Manicaragua, municipio montañoso villaclareño, se recuerda su presencia.

A propósito del aniversario 93 del natalicio de Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución, en Manicaragua, municipio montañoso villaclareño, se recuerda su presencia.

Las inundaciones asociadas a copiosas lluvias en el valle de Jibacoa, localidad montañosa de Manicaragua, están en la memoria de los lugareños, pero el mayor episodio registrado en los últimos 50 años ocurrido en los primeros días de junio de 1988, permanece más remarcado, no solo por la dimensión del fenómeno, sino por la visita dellLíder histórico de la Revolución en la que vino para ver, hablar con el pueblo por ese sentido de llegar hasta el último detalle de las cosas.

«Fue muy impresionante verlo en momentos así, meterse por ahí, a viaje, bajo la llovizna a revisar todo, nada que le contaran. En un equipo anfibio penetró en las aguas turbias de la presa natural. Después del recorrido, llegó hasta el puesto médico y allí conversó, dijo que había venido para ver cómo estábamos por acá, aunque ya había pasado lo peor. Es algo que da confianza a cualquiera que esté en situaciones difíciles. Aunque lo habíamos perdido todo, su presencia nos fortaleció. Nos miró y dijo sonriente que no se bajaba a darnos la mano porque ya no estaba tan ligerito», relata Calixto Cabello, residente en Jibacoa.

Y así, en el mayor asentamiento montañés del Escambray villaclareño, quedó apresada la presencia física de Fidel que, en aquella ocasión, tuvo un sentido moral como reflejo de sus extraordinarios valores humanistas, también inscriptos en La Yaya, comunidad que, junto a un plan lechero soñó y se hizo realidad.

Caridad Corcho evoca el día en que una elevación cercana a Mataguá, se convirtió en cómplice de un importante proyecto social y económico gestado por Fidel. “Esto era una loma, se paró al lado de una piedra que todavía está ahí, en el primer edificio y dijo: qué valle tan lindo. Aquí se va a construir un pueblo, modernos edificios, para que los campesinos que  arrienden  sus tierras, vivan decorosamente,  y se hará un plan lechero, con muchas vaquerías. Y así se hizo, luego volvió en el ano 1972, pero en esa ocasión, compartió con los pobladores una obra de teatro y conversó mucho hasta bien entrada la madrugada desde un taburete como tribuna”.

En tanto, la existencia del Grupo Teatro Escambray se vincula  a la capacidad de Fidel como forjador de varios acontecimientos culturales. Rafael González, Director de la agrupación, destaca cómo lo subyugó en ese diálogo con el arte,  la primera obra del Grupo, La Vitrina vista por él en varias oportunidades, nombre que le dio al plan ganadero construido en la zona a su instancia. Fue su idea también lo del campamento para el grupo, la actual sede en la Macagua es el resultado. Por otra parte, el Escambray participó de gestas que propuso al país por distintas motivaciones: Angola, el Frente Sandinista de Liberación Nacional en Nicaragua, Venezuela.

Al municipio montañoso de Villa Clara  Manicaragua, lo identificaba como Escambray, de ahí la antológica frase: “Del Escambray, guardo yo muchos recuerdos”, no solo por su intervención en la serranía durante la lucha contra bandidos, sino también por su estancia en  varios lugares y la promoción de proyectos culturales, sociales y económicos que marcan su impronta y eternizan su presencia.

 

  

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.