lunes, 27 septiembre 2021

La inocuidad de los alimentos y sus retos actuales

Este 7 de junio se celebrará por primera vez en todo el orbe el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, fecha instituida por la ONU para sensibilizar a los Estados, Gobiernos y poblaciones respecto a la importancia de consumir alimentos seguros para preservar la salud.

Este 7 de junio se celebrará por primera vez en todo el orbe el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, fecha instituida por la ONU para sensibilizar a los Estados, Gobiernos y poblaciones respecto a la importancia de consumir alimentos seguros para preservar la salud.

Cuba, junto a las naciones del orbe celebrará este 7 de junio, por primera vez, el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, fecha instituida por la ONU para sensibilizar a los Estados, Gobiernos y poblaciones respecto a la importancia de consumir alimentos seguros para preservar la salud.

Según la directora general de la Oficina Nacional de Normalización de Cuba, Dra. C. Nancy Fernández Rodríguez, en los últimos años los alimentos inseguros han sido la causa del incremento de enfermedades e, incluso, de fallecidos, de ahí el reclamo de los sistemas de salud sobre la necesidad de ingerir alimentos seguros, lo cual constituye un derecho humano. Por ello hoy resulta de vital importancia en todo el planeta velar, primeramente por el manejo y conservación adecuado de los alimentos, lo que incluye desde las condiciones para su producción y elaboración, hasta la presentación y condiciones de consumo de los mismos.

Según declaró a Prensa Latina la Doctora Mayra Martí Pérez, jefa del Departamento de Higiene de los Alimentos y Nutrición de la Dirección de Salud Ambiental, del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de Cuba, resulta vital mantener la vigilancia desde la producción hasta la comercialización y consumo, en aras de evitar enfermedades transmitidas por alimentos contaminados que provocan efectos nocivos.

A la vez, también urge educar a la población sobre el consumo adecuado de nutrientes y de una alimentación balanceada, que se traduce en calidad de vida. A criterio de  la jefa del Departamento de Higiene de los Alimentos y Nutrición del MINSAP, “no se trata solo de curar, sino de prevenir, y en ello una sana alimentación es fundamental. Más allá de las acciones que desarrolla el sistema de salud, es preciso que las personas sean conscientes de los factores de riesgo de esos padecimientos, como los vinculados a las prácticas alimentarias”. 

La Isla destaca por el compromiso del gobierno, de conjunto con la agricultura, la industria, el comercio, salud pública y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), además del desarrollo creciente en la normalización, legislación y armonización de las normas sanitarias, entre otras medidas y acciones para garantizar la seguridad alimentaria e inocuidad. 

No obstante, ante la llegada del verano, se impone extremar la vigilancia y trabajar e pos de la percepción de riesgo por parte de la población, que resulta el blanco de enfermedades, sobre tood diarreicas, asociadas al consumo de alimentos.

En el planeta, según estimados, al año ocurren 600 millones de casos de enfermedades de transmisión  alimentaria, en los que aproximadamente 420 mil personas mueren por ingerir alimentos contaminados


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.