lunes, 17 junio 2024

Apunta Minerva por objetivos superiores

La diversificación de servicios y la consolidación de las líneas principales de producción caracterizan la actualidad de la Empresa Industrial Ángel Villarreal Bravo, más conocida como la fábrica de bicicletas Minerva.

Así destacó en exclusiva para la Agencia Cubana de Noticias su director Eliel Pérez Pérez, ingeniero mecánico de formación, quien explicó que la fábrica inicialmente se diseñó para producir bicicletas mecánicas (con alto nivel de especialización en los procesos como la soldadura del cuadro y la confección del tenedor) pero posteriormente se empezó a incursionar en el apartado de los ciclos, motorinas y triciclos eléctricos.

Detalló que dicha apertura en la cantera de productos llevó a la entidad a rescatar la elaboración de sillones de ruedas, al punto de que actualmente son los únicos  dedicados al ensamblaje de estos medios en el país, y junto al concepto de aprovechar toda la maquinaria disponible se pasó también a la creación de estantería para almacenes, tanto de pequeño como de mayor formato.

Pérez Pérez precisó que esas prestaciones han sido bien acogidas por los clientes y la población que demandan de los productos, en especial de las sillas de ruedas, donde existe el compromiso de fabricar alrededor de mil 300 sillones entre marzo y abril para entregarlos al Ministerio de Salud Pública a fin darle cierto nivel de respuesta a la demanda de los hospitales.

Subrayó que en términos comerciales, la línea fuerte recae en las motorinas y triciclos, que se verán beneficiadas de un proyecto de inversión a mediana escala que impactará en el proceso de montaje y acabado y por extensión en la calidad final del producto.

Además, agregó, partir de un convenio con un proveedor extranjero, que puede ampliar la cadena hacia los cuatriciclos eléctricos, lo cual constituye una oportunidad de expandirse hacia ese campo que puede resultar atractivo para el mercado cubano.

Los principales desafíos, aclaró, se concentran en el orden del financiamiento donde se han aplicado alternativas para garantizar un flujo inversionista y de materias primas, hecho que permitió que aunque no se llegara a cumplir el plan de unidades físicas el año pasado, sí se pudieran alcanzar buenos resultados e indicadores económicos y que los trabajadores recibieran pagos de las utilidades.

Otro tema que ha incidido ha sido el de los combustibles pero con el apoyo de las autoridades de la provincia de Villa Clara, siempre atentas a priorizar la empresa en medio de la circunstancia actual, se ha conseguido sostener la distribución de las mercancías y la vitalidad del centro, añadió.

La Empresa Industrial Angel Villarreal Bravo Minerva  se creó en el año 1995 con el propósito de producir y comercializar bicicletas tanto para el consumo interno, como para la búsqueda de oportunidades en mercados foráneos, aprovechando sus maquinarias para la producción de estructuras metálicas.

Con la premisa de producir y ofertar al país equipos ecológicos, apuesta por un futuro sostenible al comercializar equipos que tienen como fuente de alimentación la energía eléctrica; mantiene e incrementa sus negocios con destino a las inversiones del turismo, a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, la sustitución de importaciones y el uso del comercio electrónico.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *