miércoles, 17 julio 2024

Unir, por un país, manos y corazón

Sencillamente apretar manos y corazón para avanzar, los cubanos lo necesitamos; para ello la eficiencia, la calidad en los servicios, la lucha diaria contra el despilfarro, contra los que tratan de escalar peldaños encareciendo la vida, debe ser nuestra mejor arma en la construcción de la sociedad prospera y sostenible que todos anhelamos.

La convocatoria de las celebraciones por el Primero de mayo, Día internacional de la clase obrera,  tienen lugar en nuestro pais desde hace algunas semanas en comunidades, poblados y hasta los más apartados rincones de nuestra geografía.

Recientemente, por condiciones climatologías de los últimos días,  se pospuso el acto central en municipios, provincias para el próximo día 5. Sin embargo, más allá de la fecha, la Central de Trabajadores de Cuba llamó a poner, en función de un país, manos y corazón.

Es muy oportuno el llamado a unir voluntades de los trabajadores,  motor impulsor de la sociedad,  ejército que en cada frente de esta batalla económica, gestan el desarrollo, tan añorado por todos los cubanos, que no puede ser utopía. Este desafío que atravesamos debe contar con la fuerza de las manos que se unen,  debe ir acompañado del impulso, creatividad y empuje de los trabajadores.

Un lema que no debe ser una simple consigna del quinto mes del año , debe hacerse realidad cada día y para ello debe unir la sapiencia de los trabajadores, desempolvar papeles olvidados, eliminar la burocracia que hoy encadena muchos frentes productivos.

Sencillamente apretar manos y corazón para avanzar, los cubanos lo necesitamos; para ello la eficiencia, la calidad en los servicios, la lucha diaria contra el despilfarro, contra los que tratan de escalar peldaños encareciendo la vida, debe ser nuestra mejor arma en la construcción de la sociedad prospera y sostenible que todos anhelamos.


Marcia Daniel Manrique

Periodista Licenciada en Educación 1999. Desde Quemado de Güines cuenta historias novedosas desde el norte de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *