miércoles, 28 julio 2021

Una nueva cotidianidad con alerta…

Desde este jueves 18 de junio Villa Clara inicia la primera fase del retorno a la normalidad habitual de la provincia. Un regreso paulatino y con precaución para evitar el rebrote de la COVID-19. Como al empezar el obligatorio aislamiento social a mediados de marzo, esta nueva etapa supone dudas e incertidumbres para muchos.

Algunos se reincorporan a sus jornadas laborales, otros permanecen en casa, unos continúan el bregar diario que se ha hecho más intenso y estresante con la llegada de este nuevo Coronavirus. Las medidas de aislamiento social, exquisita higiene y distanciamiento entre personas sin besos y abrazos, deben continuar en nuestro actuar diario.

Las regulaciones acordadas por los gobiernos locales imponen la realidad ante la posibilidad de un retorno a la normalidad ansiada por todos. Pero si como en todo proceso no se actúa de manera consecuente y con responsabilidad, podemos pecar de ingenuos y confiados.

Un rebrote con nuevos contagios pudiera hacernos retornar al encierro obligatorio. Los últimos reportes de casos diagnosticados con el SARS-CoV-2 en Cuba han sido personas asintomáticas. Esto nos debe mantener en alerta pues nadie sabe si quien este a su lado tenga la enfermedad.

Tomemos experiencia de aquellas ciudades que en su retorno a la normalidad han sufrido un rebrote por causas disímiles. Porque aunque las autoridades dicten medidas, impongan limitaciones en ciertas actividades o se llame constantemente a la disciplina, la realidad es que si no prima la conciencia y responsabilidad individual, de nada servirán las anteriores.

Solo nuestro actuar individual logrará un beneficio colectivo: continuar dándole el jaque mate a la COVID-19.


Sandra González Rodríguez

Periodista Graduada en Periodismo en la UCLV en 2011 refleja el acontecer de Villa Clara bajo el prisma de la juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.