miércoles, 28 julio 2021

Un país en el brazo

¡Felicidad pura! ¡Orgullo por un país! No podemos sentirnos de otra manera ante la maravillosa noticia de los niveles de eficacia de Abdala, un candidato vacunal que ya casi es vacuna y que promete paliar muchísimo la situación epidemiológica de Cuba.

¡Felicidad pura! ¡Orgullo por un país! No podemos sentirnos de otra manera ante la maravillosa noticia de los niveles de eficacia de Abdala, un candidato vacunal que ya casi es vacuna y que promete paliar muchísimo la situación epidemiológica de Cuba.

¿Pero qué significa ese 92.28 % de eficacia que se anuncia por el personal del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología? Significa que tras la aplicación de las tres dosis, prácticamente, las personas ya no se infectarán con la covid-19 y si lo hacen, no desarrollarán formas graves de la enfermedad.

Si hace unas horas los científicos del Instituto del Instituto Finlay de Vacunas reconocían el nivel de eficacia de Soberana 02 por encima del 60 % (la Organización Mundial de la Salud exige un por ciento por encima de 50 para autorizar el uso de una vacuna), recibir  en menos de 48 horas los resultados de Abdala es un regalo, también el reconocimiento a esos hombres y mujeres que convirtieron en realidad el anhelo de un país.  

Si analizamos datos de ensayos clínicos, por encima de este nivel de efectividad se encuentra Moderna, con 94,1%, Pfizer/BioNtech, con 95,0%, y Novavax, con 96,0%, así que el hecho de que una pequeña isla haya desarrollado cinco candidatos vacunales propios, en tiempo record, en un año en el arrecia el cerco del bloqueo económico y financiero, y que dos de ellos tengan estos resultados, dice mucho del valor de levantarse ante las dificultades, de luchar por la salud de un pueblo.

Ellos hicieron su parte, ahora nos toca a nosotros actuar en consecuencia, algunos ya recibimos las tres dosis de Abdala como parte de la intervención sanitaria en grupos de riesgo pero, aunque el deseo es salir y abrazarnos, toca esperar, seguirnos cuidando y cuidar los demás para que millones de brazos también acojan a un país.


Gricelys María Moreno García

Periodista Licenciada en Periodismo desde 2007 por la UCLV, ama la televisión y disfruta llevar a la pantalla el acontecer de su tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Un país en el brazo"