lunes, 17 junio 2024

Septiembre de sonrisas y lágrimas (+Fotos)

¿Qué sensaciones se viven cada septiembre? ¿Cómo asume, cada alumno, ese reencuentro o la emoción de la primera vez en un aula?

Los personajes de septiembre se repiten cada año. Los maestros con listas infinitas que lanzan nombres al aire en las plazas de las escuelas, buscando a los alumnos que todavía no conocen. Los padres que siguen indicaciones entre la multitud para encontrar a ese que le dijeron que tenía el nombre de su hijo en la lista. Los niños que miran hacia arriba y no entienden todavía por qué tantas caras nerviosas.

Ya en la fila, todavía hay quien tiene el sueño en la mirada. Otros tantos se cuentan las peripecias del verano como la mejor novela. A los que se les pegaron las sábanas llegan corriendo y se esconden al final, donde nadie los ve, hasta recuperar el aliento. Al frente, los que sostienen la bandera se muerden los labios para controlar los nervios del primer día.

Entonces pasan a las aulas y los más pequeños se quedan en el pasillo, escondiendo la cabeza contra el pecho de los padres para que nadie más les vea las lágrimas. Cuesta mucho persuadirlos, y cuando por fin lo logran, los padres se paran en la puerta, respiran hondo y se convencen a sí mismos de que ya es hora de irse.

Dentro, muchos niños se quedaron con la marca del beso en la mejilla. Ya la maestra comienza a pasar la lista.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *