Sáb, 19 junio 2021

¡Se acabó febrero!

El mes más corto del año llega hoy a su fin al arribar al día 28, sin embrago, en el futuro, se prevé que este mínimo mes llegue también a la fecha 30.

El mes más corto del año llega hoy a su fin al arribar al día 28, sin embrago, en el futuro, se prevé que este mínimo mes llegue también a la fecha 30.

Febrero tiene el origen de su nombre en honor a un antiguo festival de purificación de la Antigua Roma conocido como la februa en las Lupercales, que acontecía alrededor del día 15. La creencia de entonces ubicaba a Neptuno como protector del período, y su representación iconográfica se basaba en una mujer vestida de azul, con una urna llena de agua sobre la cabeza, en alusión a las lluvias que acontecían en el mes.

Pero la significación de febrero no radica precisamente en su componente mitológico, sino en su relación directa con la astronomía lo que llevó a adicionarle en determinado momento, un día más, hecho que ha pasado a la historia como año bisiesto.

La expresión se corresponde con la traducción de bis sextus dies ante calendas martii -sexto día antes del mes de marzo repetido- y se ubicaba entre el 23 y 24 de febrero en el calendario juliano, cuyo orden no se corresponde con el que empleamos hoy, y menos aún su numeración diaria, pues para los romanos el mes no se establecía del primero al 31, sino que partía de tres referencias: calendas, coincidentes con el primer día de cada mes, nonas, referidas al día cinco de cada mes, excepto en marzo, mayo, julio y octubre en los cuales las nonas eran el día siete, e idus, referido al día trece de cada mes, excepto en marzo, mayo, julio y octubre, en los que eran el día quince.

Con la adopción del calendario gregoriano, el día extra se ubicó al final del mes, de ahí que a veces febrero llegue hasta el 29 –algo que no ocurre este año- y la adición se estableció para equiparar el año trópico cuya duración es aproximadamente de 365 días con cinco horas y 48 minutos, y el año calendario de solo 365 días.

Sin embargo, las particularidades de febrero no se detienen ahí y en determinados momentos de la historia su alcance superó el vigesimonoveno día. Un ejemplo de ello son los casos de Finlandia a partir del 1700 y la antigua URSS ya en el siglo XX.

En el caso de Finlandia- entonces perteneciente a Suecia-, omitiría, a partir de 1700 un día cada año para paulatinamente adoptar el calendario gregoriano. “Así, se quitó un día en 1700, pero no se hizo ninguna reducción más tras el inicio de la Gran Guerra del Norte, con lo que el llamado calendario sueco se adelantaba por un día al calendario juliano, pero aún tenía diez días de retraso con respecto al gregoriano.”

Para 1712 hubo dos días bisiestos, con lo que ese año tuvo un 30 de febrero, que en realidad se correspondió con el 29 de febrero del calendario juliano y con el 1 de marzo del gregoriano.

Otro tanto ocurrió con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1929 que introdujo un calendario revolucionario en que cada mes tenía 30 días y los cinco o seis días restantes eran fiestas que no pertenecían a ningún mes. De ahí que durante los años 1929, 1930 y 1931 hubo un 30 de febrero, práctica que quedó abolida en 1932.

Pero más allá de la extensión del número de días, febrero continúa como el mes más corto del año, con cierre 28 o 29, lo que lleva a perpetuar su singularidad. Para los nacidos el día 28, celebran su onomástico con la conciencia de que lo hacen un día especial; los nacidos el 29, lo hacen en fecha primero de marzo. Habría que pensar entonces cómo lo celebrarán aquellos nacidos después del 3344, un año muy lejano, pero que se prevé vuelva a tener un 30 de febrero a partir del desfase del calendario gregoriano que acontece cada 3300 años.


Carmen Milagros Martín Castillo

Periodista Licenciada en Periodismo por la UCLV 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán, amante del universo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.