Mar, 22 junio 2021

María y Eusebio, una historia para contar

Cuando llegué aquella tarde de domingo a los portales donde se encuentran varias edificaciones de la ciudad, entre ellas la Casa de Cultura ”Juan Marinello” y al lado la emisora provincial CMHW, coincidí con dos perros que fueron a mi encuentro, saludándome con mucho cariño. Fue entonces que por primera vez escuché sus nombres cuando Alicia, quien es custodio de la emisora los nombró: María y Eusebio.

María es una perrita de color negro y muy alegre. Mientras que Eusebio es de color blanco, con manchas negras e igual de jubiloso.

Me cuentan los que por allí trabajan que no saben exactamente cuándo llegaron al Parque Leoncio Vidal, lo que sí saben es que desde que llegaron han estado juntos.

Una vez se los llevaron para un refugio de animales que queda muy lejos del centro de la ciudad y siempre escapaban, para volver al encuentro de los que los atienden cerca del Parque, y me refiero a la custodio Alicia y otros que también se suman a ésta noble labor.

En cierta ocasión una señora trató de adoptar a María y la llevó hasta su casa. Allí la alimentó y abrigó, pero María volvió a sus portales y parque habitual, donde también recibe no sólo comida sino amor.

Alicia me dice que en las noches cuando está de guardia, María y Eusebio comen lo mismo que ella porque cuando está en su casa preparando su comida para ir a trabajar, piensa en ellos, que sin dudas la estarán esperando. Y cuando pregunto quién los nombró así, me dicen que fueron unos jóvenes que vinieron al parque y los vacunaron y atendieron colocando en sus cuellos collares que los identificaron como María y Eusebio.

Cada vez que llego a la emisora siempre pregunto por ellos si no los veo, y es que quizás no sepan reconocer mi nombre o el de tantos que pasan a su alrededor, pero sí entienden del instinto de reconocer donde está el amor.

Tal vez después que lea esto, cuando vaya al parque, coincida con varios que como María y Eusebio le saludarán con cariño sincero.


Helen Álvarez Martínez

Locutora Lic. Comunicación Social (2013) por la UCLV. Locutora de varios espacios de la radio y la tv villaclareña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

2 comentarios

  1. Que linda te quedo está pequeña crónica Helen xque muchas veces la belleza y el buen mensaje no necesitan muchos artificios, y en tu caso lo has escrito con bondad y claridad y con eso basta

  2. Es muy cierto esto. He tenido la posibilidad de conocer esos dos bellos perritos que entregan mucho cariño desde la Casa de Cultura he podido ver también el trato amable que le dan y por parte de la señora igual, en varias ocaciones he visto como les da comida y los atiende bien. Eso es lo que hace falta en este país más gente así,con alma