lunes, 17 junio 2024

La atención a la dinámica demográfica es también una política territorial

En el más reciente encuentro de la comisión gubernamental para la atención a la dinámica demográfica, que preside el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, se ratificó el impacto de esta en todas las esferas de la vida económica y social del país.

La insuficiente relación entre las características sociodemográficas de la población y las estrategias de desarrollo territorial, local y comunitario, fue reconocida en el más reciente encuentro de la comisión gubernamental para la atención a la dinámica demográfica, que preside el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Especialistas del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana informaron sobre una evaluación realizada en 33 municipios de todo el país. Matilde Molina Cintra, subdirectora de esa institución, señaló que existe un avance en el funcionamiento de los Grupos de Atención a la Dinámica Demográfica; sin embargo, se adolece de aspectos fundamentales como la incorporación adecuada del enfoque población y de un desarrollo en las acciones diseñadas.

Igualmente, apuntó que existen dificultades en el trabajo de los observatorios demográficos, aunque no se manifiesta por igual en todos los territorios. «Aún estos no cumplen con su función de estudiar, investigar y capacitar, como parte de su misión de asesorar al Grupo de Atención a la Dinámica Demográfica de cada municipio y provincia», ejemplificó.

En el encuentro se precisó la urgencia de dar una mirada profunda y con carácter integral a asuntos como la fecundidad adolescente –la cual se incrementa en casi todos los territorios–, la atención al adulto mayor y los recursos laborales, pues estas cuestiones demandan del abordaje por parte de gobernadores, intendentes y cuadros a todos los niveles.

Molina Cintra señaló que existen dos municipios en los que el grupo de 15 a 19 años es el primero que aporta a la fecundidad, y otros 19 donde el segundo grupo que más contribuye a este indicador es también el de 15 a 19 años, es decir, «hay 21 territorios a los cuales hay que ponerle una mirada directa para saber qué sucede en ellos».

En cuanto al adulto mayor, precisó, no se trata solamente de que tenemos un envejecimiento, sino que la mayor concentración de esta población está en los años más frágiles, en los 85 y más. En este escenario, se impone elevar en todo lo posible la calidad de los servicios y la atención integral a esa población, con particular énfasis en los hogares de ancianos, personas que viven solas y deambulantes, entre otras.

Al respecto, Walter Bajula García, ministro de Educación Superior, detalló las acciones para fortalecer el trabajo socialmente útil y asistencial de los estudiantes en casas de abuelos y hogares de ancianos. Se trata, dijo, de adecuar los objetivos, indicadores y metas de las universidades, a los nuevos escenarios, con énfasis en la transformación social, política y económica de las comunidades.

En el informe presentado en la reunión, se recomendó perfeccionar la implementación de los múltiples programas y políticas aprobadas que se asocian a la dinámica demográfica, para evitar duplicidades en las acciones y facilitar la labor desde la base, ya que involucran, en más de una ocasión, a los mismos actores de una provincia y municipio.

Otro asunto de análisis en el intercambio fue la actualización del Programa de Atención Materno Infantil y el cumplimiento de las acciones de la intersectorialidad. La doctora Tania Margarita Cruz Hernández, viceministra primera de Salud Pública, puntualizó que se trabaja en la ubicación de hogares maternos en municipios que no cuentan con ese servicio, la atención diferenciada a las gestantes y la prevención del embarazo en la adolescencia.

Al decir de los expertos, la dinámica demográfica tiene impacto en todas las esferas de la vida económica y social del país, desde las familias hasta las instituciones. Ello demanda del trabajo conjunto de todos los sectores para entender que la población constituye el principal recurso de una nación y, por tanto, es sujeto y objeto del desarrollo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *