Mar, 15 junio 2021

En busca de un bebe sano

Desde el 2015, cada 3 de marzo se celebra el Día de los Defectos Congénitos. En Cuba el Sistema de Salud realiza acciones de prevención y control sobre estos padecimientos.

Desde el 2015, cada 3 de marzo se celebra el Día de los Defectos Congénitos. En Cuba el Sistema de Salud realiza acciones de prevención y control sobre estos padecimientos.

Esta fecha no es para celebrar, sino para instar a los gobiernos y a los sistemas nacionales de salud a crear acciones de prevención y promoción para evitar este tipo de defectos.

Cuba ingresa en el sistema internacional de vigilancia e investigación de los defectos congénitos en el 2003, aunque desde el año 1985 contamos con un registro cubano de malformaciones congénitas, que controla los nacimientos de infantes con defectos congénitos antes del alta hospitalaria.

Liset Lara, Especialista de Primer Grado de Genética Clínica y Medicina General Integral, explica que un defecto congénito es «toda anormalidad anatómica que se ve en el examen clínico al recién nacido o que puede aparecer posteriormente a consecuencia de defectos funcionales producto de trastornos anatómicos en un órgano interno»; pueden clasificarse en mayores y menores, acotó la especialista.

Los mayores tienen una repercusión importante sobre la vida del paciente; tienen repercusión social, estética, médica, a veces con tratamientos de urgencia.  Pueden ser alteraciones del Sistema Nervioso Central, del Sistema Digestivo o del Renal.

Los menores –continúa Lara – son más frecuentes, pero no tienen tanta repercusión estética y no requieren atención médica inmediata. Ejemplos son las personas con las cejas unidas (Sinofri), personas con el surco palmar transverso, los lóbulos pegados a la oreja, entre otros.

Al referirse a las causas que los originan, la especialista explica que un 60 % de estos defectos se deben a causas desconocidas; un 33 %, se originan por causas genéticas, como alteraciones cromosómicas, enfermedades monogénicas y enfermedades multifactoriales que engloban un gran número de defectos congénitos, dígase cardiopatías congénitas y otras.

Existe un 7% producto de causas ambientales, entre ellos, los provocados por virus, ejemplo el virus del Zika, el VIH, el herpes simple; pero también por bacterias, como la que provoca la sífilis o la toxoplasmosis. 

Los agentes químicos, drogas no prescriptas como el alcohol, el tabaco etc., y las prescriptas, también influyen en la aparición de estos defectos. Existen también agentes físicos, como la exposición a altas temperaturas o a radiaciones ionizantes, concluyó Lara.

Muchos de estos defectos son diagnosticados prenatalmente; de ahí que, la Red Nacional de Genética tenga un programa bien protocolizado, donde se pesquisan los defectos congénitos entre las 11 y 13,6 semanas de gestación; se realiza el ultrasonido marcador del primer trimestre buscando marcadores del defecto; entre las 17 y 19 semanas, se realiza el alfafeto proteína; a las 22 semanas de gestación se hace una revisión minuciosa de todos los órganos; y a las 28 y 33 semanas también se realizan ultrasonidos para buscar otros defectos congénitos.

Algunos de estos defectos pueden prevenirse, aseguró la Especialista de Primer Grado de Genética Clínica y Medicina General Integral; alegando que lo más importante está en la pareja como ente principal, y que debe planificar la gestación en las edades óptimas, comprendidas entre 20 y 35 años de edad.

Los padres también deben controlar las enfermedades crónicas, el peso corporal, la anemia y las enfermedades de trasmisión sexual.

El embarazo resulta un proceso en el que debe participar toda la familia y el Sistema de Salud, como organismo rector, concluyó Liset Lara.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.