viernes, 17 septiembre 2021

Cuidarlos, entenderlos y educarlos, tarea de la familia y la sociedad

Los adolescentes tienen características propias a esa etapa de la vida que la familia debe conocer y entender a la hora de guiarlos en su educación y formación para la vida, acotó Annia Vizcaino Psicóloga en entrevista en la revista especial del mediodía de la televisora provincial Telecubanacán.

Un alto desarrollo hormonal que genera todos esos cambios psicológicos – sociales, educacionales, socioculturales aparecen cerca de los 15 y 19 años de edad – continúo la psicóloga – muchos de ellos surgen, incluso, en una adolescencia precoz entre los 10 y 14 años.

Una comunicación abierta y flexible es necesaria dentro del seno familiar, que propicie una convivencia mucho más armónica, temáticas relacionadas con la identidad sexual también deben ventilarse sin tabúes entre la familia para que este adolescente, en su desarrollo de la identidad personal, evite confusiones y preocupaciones.

Junto a la familia, la escuela juega un importante rol en este desarrollo y los profesionales para informar, preparar y aconsejar a las familias y escuela ante cualquier duda o preocupación relacionada con la educación y formación de este muchacho/a.

Las modas estrafalarias, como muchos la llaman, son una de sus maneras de llamar la atención y es necesario no darle tanta importancia a algo que puede ser pasajero, y ocuparse de otras temáticas más susceptibles como la adicción al tabaco, al alcohol que afectan a su salud y su comportamiento.

Es indispensable darle un papel preponderante a su educación y formación para la vida, siempre con la concepción de que es una etapa más del desarrollo donde la guía y orientación, unido con la comprensión de la familia, la escuela y la sociedad, es necesaria para su comportamiento futuro y su transitar correcto durante su vida.

En tiempos de COVID, cuando muchos hoy se enferman según estadísticas nacionales y mundiales, es necesario también, a través de una comunicación idónea, hacerles comprender la importancia que tiene su correcto comportamiento y el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias para evitar el contagio y la trasmisión entre el resto de los miembros de su familia y amigos.

Que sepan que no salir de casa y evitar la relación cercana con otros de su edad no es un capricho, sino una manera de protegerse y proteger a su familia, eso también es responsabilidad familiar.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.