Lun, 14 junio 2021

Todo por los demás

En la desventura, siempre aparecen quienes pintan de azul la circunstancia. Esos tintes relacionados con su significado positivo de tranquilidad, calma, confianza hormiguean en los barrios, cuadras, con restricciones y aislamiento impuestos por los períodos bajo cuarentena. La carestía del ajetreo de cada cual pudiera aparejar una sensación de desabrigo.

De la cobija se encargan muchos como los vecinos menos vulnerables en el regimiento de activistas que acumulan no se sabría cuántas idas y vueltas de la bodega y puntos de venta  hasta las viviendas a fin de acercarles a los moradores todos los productos. Tarea nada fácil por la intensa movilidad y distancias a recorrer como en La Carranchola, asentamiento rural cercano al poblado Manicaragua, con un una extensión considerable y cantidad de viviendas casi dispersas. Pero en los rostros de Taimí, Madelaine, Osniel, entre otros no hay rastros que declaren cansancio.

Mientras, Ariel Alonso, trabajador de Comunales residente en el  asentamiento, cada mañana tensa la coyunda y frontil como si se tratase del mejor boyero, y libra el entorno de los desechos acumulados sin reparar si se trata de hojas secas que abultan demasiado y obliga a más viajes con su carretón. De lo que se trata es de la limpieza ambiental , “ ya tenemos bastante preocupación por  los enfermos en el barrio”, apunta el improvisado recogedor de basura con tracción animal.

Y a esa seguridad  de los más de 470 pobladores de La Carranchola contribuyen los jóvenes doctores Dayanny Aguilar en prestación de servicios como residente en la comunidad y Gendy Carpio junto a su enfermera Yolanda Mesa que laboran en el Consultorio, siempre atentos a la pesquisa activa como máximos responsables de mantener el control  de la situación epidemiológica .

Así acontece en las restantes áreas bajo cuarentena decretadas en Manicaragua, segundo municipio de Villa Clara con mayor positividad, en donde se apuesta con el concurso y disciplina de todos para recoger la cosecha propia por la vida, al cambiar las tonalidades  del gris y alcanzar la bonanza.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.