lunes, 27 septiembre 2021

Santa Clara ciudad marca para el turismo internacional

A sus 330 años la ciudad de Marta y el Che, se consolida como destino turístico cultural, con diversos atractivos históricos, de tradiciones y artísticos.

A sus 330 años la ciudad de Marta y el Che, se consolida como destino turístico cultural, con diversos atractivos históricos, de tradiciones y artísticos.

El desarrollo del turismo en el centro de la Isla tiene hoy en la ciudad de Santa Clara un destino cultural que muchos prefieren a su paso por Cuba. El crecimiento habitacional sostenido en este punto del caimán, muestra las proyecciones  de desarrollo que motiva al Ministerio de turismo a emprender la recuperación de inmuebles de alto valor histórico y arquitectónico  en la ciudad.

Nuevos espacios gastronómicos, recreativos y culturales  se suman a  la intención del desarrollo local enfocados también a diversificar las ofertas para el turismo internacional.

Pero más allá de estas intenciones gubernamentales, Santa Clara resalta por su gente, su tradición y cultura ante los ojos de quien la mira por vez primera. Es por ello que como apuntan los teóricos esta es una ciudad con marca propia.

Y es que según los expertos de la comunicación, una ciudad con marca logra materializar lo intangible y competir por captar iniciativas que colaboren con la creación de riqueza y brinden mejores oportunidades a los ciudadanos.

Hacia ese fin camina Santa Clara, en su 330 aniversario, a convertirse en una ciudad CON una marca que perdura, nos acompaña, nos identifica, y crea valores propios ante el resto de las ciudades de Cuba.


Sandra González Rodríguez

Periodista Graduada en Periodismo en la UCLV en 2011 refleja el acontecer de Villa Clara bajo el prisma de la juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.