viernes, 17 septiembre 2021

Renuevan corazón de Planta Mecánica a 58 años de fundada

En mayo de 1963, el entonces Ministerio de Industrias, Comandante Ernesto Che Guevara, encendió la llama de la industria cubana al inaugurar la denominada fábrica de fábricas. Con el encendido de esta antorcha el 3 de mayo iniciaba una nueva era de la industrialización en Cuba.

A 58 años de fundada, la Empresa de Producciones Mecánicas Fabric Aguilar Noriega lleva a cabo una revitalización de las producciones y de su equipamiento. Este proceso se desarrolla desde el 2018,  ha estado dividido en varias etapas dividido en las pailería, el taller de forja y maquinado, y en estos momento casi concluye la mayor parte de la inversión concentrada en el corazón de la fábrica, es decir, la fundición.

“Está terminándose el montaje tecnológico de la nueva línea de fundición. Un equipamiento totalmente automatizado que consta de una nueva caldera, una línea de moldeo y desmoldeo y de terminación de la pieza,” explica Leiry Cespón Mustelier, Directora. de Ingeniería y desarrollo de la industria.

Con un costo de 19 millones de pesos total, la re-conversión tecnológica de la fundición, traerá consigo diversificación e incremento de los niveles de producción de parte, piezas y agregado a casi 7740 toneladas anuales, con un gran impacto en la industria azucarera, cementera y de ferrocarriles.

Hoy, a casi 6 décadas de creada, planta mecánica continúa siendo escuela de miles de villaclareños, continuadora del legado de aquella antorcha  que resurge en lo más hondo de quienes continúan trabajando para que planta continúe siendo la fábrica de fábricas.


Sandra Cristina Hernández Gutiérrez

Periodista Licenciada en Periodismo 2007, busca reflejar en la pantalla la realidad de su provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.