viernes, 24 septiembre 2021

Recuerdos de la visita de Fidel a Jibacoa

En Jibacoa recuerdan la visita de Fidel el el 11 de junio de 1988 durante la mayor inundación en los últimos 50 años en la localidad.

En Jibacoa recuerdan la visita de Fidel el el 11 de junio de 1988 durante la mayor inundación en los últimos 50 años en la localidad.

Ese espíritu de cercana celebración de los 90 años de Fidel, inunda el país. Y en Jibacoa, asentamiento montañés del Escambray villaclareño, es difícil encontrar a un residente que no sea parte de la expresión de una memoria colectiva asociada a las lluvias que inundan el caserío local.

Pero el episodio más remarcado fue el de los primeros días de junio de 1988 no solo por las adversidades de la mayor inundación en los últimos 50 años. Jibacoa recibió en recompensa la estimulante visita del líder histórico de la Revolución, en la que vino para ver y hablar con el pueblo.

Ernesto López Coneza y Calixto Cabello, como otros lugareños, recuerdan la llegada y recorrido de Fidel sobre un equipo anfibio que penetró en las aguas turbias y apacibles de la presa natural. Después del recorrido, llegó hasta el puesto médico y allí conversó.

“Dijo que había venido para ver cómo estábamos por acá, aunque ya había pasado lo peor. Fue muy impresionante verlo en momentos así, meterse por ahí, a viaje, bajo la llovizna a revisar todo, nada que le contaran. Es algo que da confianza a cualquiera que esté en situaciones difíciles. Aunque lo habíamos perdido todo, su presencia nos fortaleció. Nos miró y dijo sonriente que no se bajaba a darnos la mano porque ya no estaba tan ligerito, desde el ciclón Flora no me había montado más en un anfibio”, rememora Ernesto.

Y así, a pesar de la adversidad del diluvio del año 88, en la comunidad montañesa, asentada entre las lomas del Escambray villaclareño, quedó apresada la presencia física de Fidel que, en aquella ocasión, tuvo un sentido moral como reflejo de los extraordinarios valores humanistas de la Revolución cubana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.