Vie, 18 junio 2021

Minindustria de vinagre en Encrucijada

La minindustria de producción de vinagre de la familia Jáuregui- Cárdenas, es parte de un proyecto de encadenamiento productivo con otra pequeña fábrica de encurtidos, que permitirá el auto abastecimiento de estas producciones en Encrucijada.

En el número 77 de la Calzada Antonio Maceo, en Encrucijada, vive la familia Jáuregui-Cárdenas, quienes llevan más de cinco años especializados en la fabricación de vinagre obtenido de la fermentación del jugo de cana en un proceso 100% ecológico.

Manlio Jáuregui Cárdenas, quien se encarga directamente de la producción del aliño en la minindustria, señala que comenzó a producir vinagre con los excedentes de la molida de la caña, para uso de la familia, pues anteriormente se dedicaba solamente a la venta de guarapo: “Poco a poco fue naciendo este proyecto del vinagre y alcanzando popularidad en el pueblo”, acota.

La minindustria que labora de forma discontinua posee una capacidad total de 18 000 litros y se inserta dentro de los proyectos comunitarios encaminados a lograr el auto abastecimiento municipal y el encadenamiento productivo.

Respecto a ese tema, Manlio agrega que lo primordial es que salga un producto de buena calidad y con precios asequibles para la gente, de ello se derivan los beneficios para la familia, abastecer de producto el mercado municipal y por último lograr el encadenamiento productivo con la minindustria de conservas que se está edificando en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) “Antonio Maceo Grajales”, a la cual él pertenece.

La “Antonio Maceo”, entidad, gestora del proyecto, está inmersa en la siembra de una caballería de caña para uso exclusivo de la fábrica, que hoy está limitada por la adquisición de los envases.

Javier Pérez García, quien está al frente de la agrupación campesina, señala que la pequeña fábrica será determinante en la producción de los encurtidos elaborados a partir de los vegetales y las hortalizas de los productores, pues cuando el ciclo se haga realidad serían menos las verduras que se perderían por cuestiones de comercialización y se les daría un uso más amplio a esas producciones.


Reinaldo Cañizares

Periodista Ingeniero Químico de profesión, ama el Periodismo y la Literatura y el acontecer de su tierra: Encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.