martes, 28 septiembre 2021

La COVID-19 no detiene al Cardiocentro villaclareño

Para los trabajadores del cardiocentro “Ernesto Guevara”, la pandemia de la COVID -19 ha sido también una etapa difícil donde han tenido que reajustar sus servicios y apoyar al hospital oncológico “Celestino Hernández” .

Las  enfermedades cardiacas y el cáncer constituyen las primeras  causas de muerte en el mundo y en Cuba. De allí la labor sostenida del  Cardiocentro Ernesto Guevara en medio de la pandemia y en comunión con el hospital oncológico Celestino Hernández Robau.

Por segunda ocasión el centro de cirugía cardiovascular de la región  central reajusta sus servicios manteniendo  las urgencias y emergencias, los estudios vasculares periféricos y cerebrovasculares de pacientes de la  propia institución, y de los procedentes del hospital clínico quirúrgico Arnaldo Milián Castro.

A pesar de la sostenida falta de recursos e insumos médicos y los riesgos que impone la COVID-19, el centro realiza estudios de electrofisiología, así como cirugías cardíacas y cardiovasculares de emergencia y urgencias.

Según el doctor  Rubén Tomás Moro, especialista en angiología  y cirugía vascular, en lo que va de año se han realizado una treintena  de cirugías vasculares de alto riesgo y poco frecuentes como la del avileño Fernando Conde aquejado de un hematoma pulsátil de grandes dimensiones, o la cirugía de salvataje del miembro inferior derecho  realizada a la  encrucijadense Caridad Woven quien con un diagnóstico de amputación de pierna, a causa de una isquemiacrónica, logró conservar su miembro. Destaca también en estos meses la cirugía de un síndrome de Eagle o águila, conocido también por la elongación del proceso estiloides y calcificación del ligamento estilohioideo realizado a una cienfueguera.

Con el tercer rebrote de la pandemia, nuevamente la institución puso a  disposición una de las áreas de preoperatorio para los tratamientos de quimioterapia  ambulatoria del hospital Celestino Hernández ,cambio  temporal que siempre es bien acogido por pacientes y personal médico del centro vecino.

“Aquí nos sentimos muy bien, no notamos el cambio de institución pues  somos atendidos con mucho amor y cariño. Los trabajadores del Cardiocentro están pendientes de todo lo que necesitamos para nuestro tratamiento y hasta hora se han garantizado todas las sesiones, expresa muy agradecida Josefa Ramírez, paciente de quimioterapia. 

Apegados al ideal humanista del Comandante en Jefe y del  Guerrillero Heroico, los  trabajadores del Cardiocentro Ernesto Guevara  multiplican la solidaridad humana  en tiempos de pandemia en aras de garantizar  la salud del corazón y ayudar a otros pacientes.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.