domingo, 26 septiembre 2021

La cirugía vascular en Villa Clara hace historia

El cardiocentro Ernesto Guevara es el único de su tipo en el país que combina la cirugía dirigida a las dolencias cardiacas con las propiamente vasculares.

El cardiocentro Ernesto Guevara es el único de su tipo en el país que combina la cirugía dirigida a las dolencias cardiacas con las propiamente vasculares.

Más de 38 mil estudios ultrasonograficos y mil 700 casos de cirugía vascular, de ellas 200 de las carótidas, una treintena de derivaciones de la aorta, entre otras, avalan la calidad del servicio de cirugía vascular del Cardiocentro Ernesto Guevara, de Villa Clara.

Según informó el doctor Rubén Moro Rodríguez, especialista en primer y segundo grados de angiología y cirugía vascular, fundador y jefe de este servicio, se han realizado, además, con muy buenos resultados las cirugías de aneurismas de la aorta, cirugías de la cavidad toráxica, las derivación de las arterias periféricas de la pierna y la colocación de bypass en arterias iliaca y femoral, revascularizacón de miembros inferiores, entre otras.  

Otro de los procederes que hoy distinguen el servicio de cirugía vascular en el centro de Cuba, son las cirugías endoprotésicas, es decir de mínimo acceso y con más de 144 casos. Por otra parte, se han incorporado las cirugías de angiodisplasias, las cuales se refieren a las anomalías arteriales, fundamentalmente en niños.

Pero en el Casdiocentro de Villa Clara no se puede hablar de cantidad de intervenciones quirúrgicas sin mencionar la calidad profesional de su colectivo laboral. Allí destacan nombres como el doctor Raúl Dueñas, el doctor Alvaro Lagomazino, Rubén Moro, Jesús Satorre Igualada, Rosendo Ibargollín, Roger Mirabal, entre otros.

Un diagnóstico oportuno y certero, el seguimiento continuo a los pacientes, una supervivencia del 99% de la cirugía vascular y más del 80 % de permeabilidad acumulativa, demuestran el alto potencial cientifico y humano que caracteriza este servicio, de referencia en América Latina.

Al decir de la permeabilidad acumulativa, el doctor Moro precisó que este es el indicador que realmente mide la calidad de la cirugía a largo plazo. Explica que si un paciente, luego de 15 años de operado, muestra una permeabilidad acumulativa de 80 a 87 %, significa que hay buena circulación sanguínea y por tanto la cirugía fue un éxito. 

Treinta años de entrega a la cirugía cardiáca y vascular con indicadores de supervivencia quirúrgica y calidad de vida, semejante a la de países del primer mundo dan para hablar por largo rato del Cardiocentro Ernesto Guevara de Villa Clara.


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.