martes, 28 septiembre 2021

Historia de amor

Jesús Menéndez Larrondo y Zoila América Cervera se conocieron desde muy jóvenes y vivieron una hermosa relación de amor que, ni la distancia ni las vicisitudes, pudieron dañar.

Elena Casanova Aranguren, técnica del Museo Memorial “Jesús Menéndez Larrondo” y estudiosa de la historia patria, siente un profundo respeto por la figura del General de la clase obrera cubana y su esposa Zoila América Cervera. Ella nos cuenta una hermosa historia de amor que ha trascendido en el tiempo y llegado hasta nuestros días.

Según la historiadora, siendo muy jóvenes Jesús y Zoila América trabajaban juntos en la escogida de tabaco “El Medio”, que estaba situada en el poblado y allí todo comenzó con una amistad que pronto se convirtió en amor. Él fue el único novio que tuvo Zoila y Zoila fue la única novia de Jesús. Ya estaba integrado a las filas del Partido Comunista, y por la persecución que era objeto debido a su defensa a los trabajadores, se vio obligado a trasladar su actividad laboral a las zonas de Cabaiguán, Guayos y Zaza del medio.

En los años finales de la década del 30 y principios de la del 40 fue elegido Secretario general del sindicato de los trabajadores azucareros en la provincia de Las Villas, después su secretario general y representante a la cámara del gobierno por el Partido Socialista Popular.

En el año 1941 Jesús y Zoila deciden casarse y ella le dice que tenía unas amigas de buena posición que querían que ella se casase en su casa, y que le iban a regalar una mantilla preciosa y un vestido largo y unos guantes de cabritilla, y él se echó a reír y le dijo: “Dale las gracias a esas amigas tuyas y dile que tú te vas a casar sencillamente, yo me voy a casar contigo aquí en tu casa.”

Elena Casanova relata que la boda se celebró allí, un 14 de diciembre de 1942 y fue el pueblo entero, la gente no cabía en la casa, y después que firmaron y comenzó el brindis, el piso que era de madera no resistió tanto peso y se hundió, y ellos tuvieron que salir por la puerta de la cocina.

También recuerda que había una muchachita en el vecindario que estaba muy enferma de tuberculosis y no pudo ir a la boda y ellos, en ver de irse enseguida para la luna de miel, fueron a su casa y le llevaron dulces y refrescos.

Zoila siempre lo acompañó en su lucha y cuando ya no pudo estar junto a él- porque tenían dos hijos pequeños-, lo seguía apoyando desde la distancia.

Cuando Zoila recibió la noticia de la muerte de Jesús, fue muy triste, declara Casanova Aranguren, y también lo acompañó a su último viaje, pero ella no pudo resistir el dolor y poco tiempo después se quitó la vida.

Fue así como Zoila y Jesús que tan unidos estuvieron en la vida, permanecen juntos también en la eternidad.

casa natal jesus menendez



Reinaldo Cañizares

Periodista Ingeniero Químico de profesión, ama el Periodismo y la Literatura y el acontecer de su tierra: Encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Historia de amor"