sábado, 25 septiembre 2021

Helen y Maidi: una historia única para la medicina cubana

La historia de la pequeña Helen y su madre Maidi Martínez Pérez llamo la atención de muchos en los últimos días tras conocerse del éxito médico que constituyó el hecho de traer al mundo a esta bebe de 35 semanas de gestación mientras su progenitora se encontraba en estado crítico por la Covid-19.


Y es que la mayor complejidad de este proceder quirúrgico estuvo precisamente en el alto riesgo de contagio que vivían los galenos tanto del Hospital Ginecoobstetrico Mariana Grajales y Manuel Piti Fajardo de Villa Clara, donde se atendió a la joven madre cienfueguera. El trabajo en equipo de los especialistas de ambas instituciones tanto de Ginecología y Neonoatología como de la Terapia Intensiva del Militar, cumpliendo todas las medidas de protección, posibilitó salvar la vida de ambas.

Según la Dra Yulexis Chaviano, especialista en Neonatología, la bebé Helen tuvo las complicaciones propias de un bebé prematuro por lo cual necesitó ventilación mecánica y cuidados intensivos pero ninguno relacionado a la Covid-19, pues ella nació sin contagio de la enfermedad como se comprobó en los dos PCR realizados al nacimiento y al quinto día.

Este suceso confirma que el SarsCov-2 no es transmisible de manera vertical de madre gestante a hijo, pues hasta el momento no se conoce de ningún otro caso, confirmaron los especialistas villaclareños vinculados a este hecho.

A pesar de las condiciones extremas de su salud en ese momento, hoy ambas gozan de la recuperación sin secuelas ni problemas de alguna índole, y ya ambas se encuentran el hogar de alta médica, aunque con el seguimiento de salud debido en su lugar de residencia.

El contagio de mujeres embarazadas es una preocupación constante del personal de salud cubano ante la vulnerabilidad de estas personas y el riesgo que corren de vivir complicaciones con la enfermedad, de ahí el llamado de atención a este sector de la población a cumplir estrictamente las medidas higiénicas y de distanciamiento, pues respecto al año anterior cuyos contagios en embarazadas fueron mínimos, en lo que va de 2021 ya alcanza una decena de gestantes contagiadas en el territorio.

La evolución de Maidi ante su complicación puede representar para algunos la confianza de que siempre nos recuperaremos, pero la realidad es que no todos los organismos reaccionan igual y la única certeza es evitar el contagio para que nuestra salud no peligre.

La recomendación de los especialistas que por un año han enfrentado la enfermedad en zona roja y la han estudiado mucho en tan poco tiempo, es a mantener el cumplimiento de todas las medidas higiénico-sanitarias y de distanciamiento, pues todos somos susceptibles a contraer este nuevo coronavirus que a cada momento va evolucionando de maneras diferentes.


Sandra González Rodríguez

Periodista Graduada en Periodismo en la UCLV en 2011 refleja el acontecer de Villa Clara bajo el prisma de la juventud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.