domingo, 19 septiembre 2021

Helen, primera niña que nace en Cuba de una madre portadora de COVID-19 en estado crítico

La proeza se concretó en el Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo, de Villa Clara

El llanto de la pequeña Helen a las 2 y 50 de la tarde del pasado martes fue la consumación de otra de las tantas proezas protagonizadas por la Medicina cubana en tiempos de coronavirus, en esta pequeña Isla asediada y carente de muchísimos recursos, menos de la decisión de luchar por la vida de cada uno de sus hijos.  

Días atrás, el hecho de que la cienfueguera Maidi Martínez Pérez contrajera el coronavirus, en la semana 35 de su embarazo, había puesto en tensión al sistema de Salud de la región central de Cuba, que debía actuar con prontitud y profesionalidad para salvar la vida de la madre y de la niña que estaba por nacer.

Ante el empeoramiento del estado clínico de la gestante y el peligro para su vida y la de la bebé, en la madrugada del pasado domingo fue necesario su traslado urgente hacia la sala de cuidados intensivos del Hospital Militar Comandante Manuel Fajardo, de Villa Clara, atendiendo a la experiencia acumulada por esa institución en el tratamiento a los enfermos aquejados de la COVID-19.

f0191479
Foto: Cortesía de la Sala de Neonatología del Hospital Materno de Villa Clara.

«Era un caso atípico, que nunca antes habíamos enfrentado en el país ni en la institución, lo cual requería de un alto grado de coordinación entre todos los especialistas, y del personal médico y paramédico que tenía que ver con el complejo proceder a realizar», reconoce el coronel Jorge Eduardo Berrio, director de la prestigiosa entidad médica.

«Aquí se reunieron intensivistas, neonatólogos, el personal que atiende el Programa Materno Infantil en la provincia, del Sistema Integrado de Urgencias Médicas y otros especialistas, quienes, de común acuerdo, decidieron interrumpir el embarazo, en bien de la vida de Maidi y de su niña», refiere el doctor Berrio.   

La cesárea, llevada a cabo en el propio hospital Manuel Fajardo Rivero, de Villa Clara, fue la primera realizada a una madre portadora de COVID-19 en estado crítico en Cuba, lo cual no tiene antecedentes en el país, y resultó todo un éxito.

La pequeña Helen, quien nació con 5,6 libras de peso (2 560 gramos), a pesar de estar reportada de grave, evoluciona de manera favorable en la Sala de Neonatología del Hospital Materno Mariana Grajales, de Santa Clara, donde un equipo de enfermeras y especialistas le dispensa una esmerada atención a la niña, quien no está contagiada con el virus.

En estos momentos, la madre, que labora como oficial del Minint en Cienfuegos, está reportada de crítica estable, según el doctor Jorge Eduardo Berrio, quien confía en la favorable evolución de la paciente y su pronto regreso junto a la pequeña Helen.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.