Lun, 14 junio 2021

¡Felices 331, Santa Clara!

Aunque no tiene mar, es una ciudad que encanta, que atrapa, que enamora. Cargada de historia y personajes, Santa Clara arriba a su cumpleaños 331, para seguir, con esa magia singular, amparando a sus hijos.

Su nacimiento todavía se discute. Pero realmente poco importa su origen. Santa Clara no necesita casta ni abolengo, ella misma ha sabido ganarse el amor que sus hijos, y los que no lo son, le profesan.

No importa si se lleva o no el título de pilongo o si alguna vez se sentó en el emblemático malecón sin mar; lo cierto es que quien la conoce, queda prendado de ella para siempre, porque Santa Clara, mi Santa Clara, la nuestra, es de esos lugares que se llevan en el alma, para siempre.


Orlando Morales Silverio

Fotógrafo Director y realizador audiovisual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.