Sáb, 19 junio 2021

Extreman la observancia en círculo infantil «Julio Pino Machado» de Esperanza

La mujer trabajadora ante la presencia de la COVID-19 tiene en la provincia cubana de Villa Clara, en el centro de la Isla, la garantía del cuidado de sus niños en los círculos infantiles, como sucede en el "Julio Pino Machado", en el poblado de Esperanza.

Los cumplimientos estrictos de las medidas higiénico-sanitarias ante el coronavirus y la limpieza de la institución se hacen notables, al igual que  el uso permanente del nasobuco todo el tiempo por parte de los infantes.

«La institución se ha mantenido abierta con todos sus salones en estos tiempos de pandemia y no hemos tenido que lamentar ningún contagio de los infantes, trabajadores, ni padres», expresó Daisy Alfonso González, con 38 años de experiencia y directora del círculo infantil .

El juego educativo  forma parte del día por grupos reducidos y Samuel Álvarez de 5to año lo manifiesta a plenitud.

Unos 80 niños recibe  la institución de 175 de matrícula, y Laritza junto a Yadil, Sirenda y Yonael lo hacen fe forma presencial. «El coronavirus nos  obligado el lavado de las manos y el uso del nasobuco», dijo Laritza Pérez Pumariega, de preescolar.

Los padres dejan a estas educadoras el cuidado de sus niños, donde se practica la pesquisa activa con la garantía de personal dedicado a esta noble profesión.


Bárbara Muñoz Ramírez

Periodista Fundadora de Telecubanacán. Licenciada en Periodismo por la UH 1982. Especialista en temas de agricultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.