Vie, 25 junio 2021

El vicio de Abel: sembrar y cosechar

Cuando usted toma la circunvalación de la ciudad patrimonial de San Juan de los Remedios y va llegando a la intersección que la une con la carretera a Caibarién. la vista se le llena del verdor de unos sembradíos situados en la banda izquierda y que casi siempre están llenos de frutos, no importa la época del año.

Son las cuatro hectáreas de tierras que tiene asignadas el remediano Abel Gonzáles López, un hombre que ha ligado su destino, y el de su familia, a sacarle a esa tierra todas las frutas y hortalizas  posibles y de ahí ponerlas en las tarimas a donde van sus coterráneos a comprar alimentos.

Su finca es conocida por Colón y está integrada al sistema productivo de la Cooperativa de Créditos y Servicios ¨José Martí¨  del municipio Remedios.

Cuando usted  recorre la plantación de Abel lo que más impresiona son sus frutales de los que tiene plantadas tres hectáreas.

El guayabal resalta tanto por su densa población como por el tamaño de las guayabas, cuya dulzura y frescura dan satisfacción al más exigente paladar.

Lo mismo podría decirse de la extensa plantación de mangos, que en esta época está abundantemente florido, así como de las matas del llamado Mamey Colorado, una fruta algo exótica pero muy apreciada para jugos y batidos y de las que cada planta tiene cientos de ejemplares.

Ahora no hay plantadas Frutas Bomba pero en años anteriores han crecido allí muchos surcos de las llamadas Papayas Maradol Roja, de gran dulzura y apreciable masa jugosa.

Las hortalizas pueblan la hectárea restante de la finca de Abel. Son cultivos de estación que necesitan atenciones culturales específicas según la variedad.

Ahora tiene miles de plantas de pepino y sobre todo de tomates que presagian una cosecha  extensa y muy colorida.

Acompañan a Abel en esta aventura agrícola unos 10 trabajadores que derraman su disciplina agrícola y el sudor de su cuerpo sobre estas tierras de Remedios en la que se ha constituido en una de las mejores entidades agrícolas del municipio.

Unas 100 toneladas de frutas y hortalizas salieron de aquí para los mercados y destinos sociales en el pasado 2020, cifra que se proponen  superar este año y así sacarle el máximo al sistema de riego por goteo que de manera artesanal allí fue instalado.

Como un verdadero jardín de frutas puede calificarse la Finca Colón, donde el remediano Abel Gonzáles sacia el más persistente de sus vicios que es el de sembrar y cosechar.


Luis Evidio Martínez Díaz

Periodista Graduado en la UH como Licenciado en Periodismo 1991, prefiere el debate y el análisis de los acontecimientos que le circundan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.