domingo, 26 septiembre 2021

¿Cómo aterrizar un sueño?

Este carismático espejo de agua almacena el líquido de mayor calidad en la isla ya que se nutre de las lluvias originadas por las nubes que tocan el macizo de montañas y abastece las ciudades de Santa Clara y Cienfuegos. Para muchos resulta una excelente idea que se tomarán medidas para reducir al mínimo cualquier actividad humana en el lago, utilizado para abastecer dos capitales provinciales, pero si el hombre deja que la naturaleza funcione sin control, se generan procesos negativos.
Hanabanilla: Lago entre montañas cubanas. Foto: Arelys María Echevarría Rodríguez.
Hanabanilla: Lago entre montañas cubanas. Foto: Arelys María Echevarría Rodríguez.

Quizás uno de los más importantes legados de Domingo Fonticiella a la acuicultura cubana fue que logró vender la idea de que en los embalses de agua podían coexistir variedades de peces comerciales sin que estas tuvieran que competir entre sí por los mismos alimentos. Gracias a sus investigaciones se promovió el uso de especies herbívoras, carnívoras, consumidoras de detritos y filtradores de plancton para aumentar la disponibilidad de carne.

Decir que Fonticiella, quien lamentablemente falleció hace algunos meses, siempre tuvo éxito en sus empeños, no es cierto. Los embalses en Cuba son administrados por el Instituto de Recursos Hidráulicos que pone mucho celo en el cuidado y protección de los mismos (algo que considero muy correcto), pero a veces se producen choques, como fue la batalla perdida de Fonticiella por el uso con fines pesqueros del lago Habanilla.

Este carismático espejo de agua almacena el líquido de mayor calidad en la isla ya que se nutre de las lluvias originadas por las nubes que tocan el macizo de montañas y abastece las ciudades de Santa Clara y Cienfuegos.
Para muchos resulta una excelente idea que se tomarán medidas para reducir al mínimo cualquier actividad humana en el lago, utilizado para abastecer dos capitales provinciales, pero si el hombre deja que la naturaleza funcione sin control, se generan procesos negativos.

Ese deseo de no actuar sobre la naturaleza ha llevado a que se produzcan dentro del embalse fenómenos no del todo deseables. La profusión de plantas acuáticas es uno de ellos, recuerdo que estas aguas cristalinas posibilitan percibir objetos a varios metros de profundidad. Cuando navegué por última vez en el embalse para filmar la reproducción de aves en el Escambray, durante la primavera del 2019, percibí en muchos lugares un espeso bosque acuático que apenas deja un margen de visión de poco más de un metro y a veces menos.

Estas plantas, al quedar expuestas y morir por los descensos asociados al uso del lago para la generación eléctrica y los efectos de la sequía, desencadenan procesos biológicos que influyen sobre su color y sabor, en fin, sobre su calidad. Fonticiella deseaba que esas cientos de toneladas de plantas que crecen descontroladamente dentro del embalse, se convirtieran en comida colocando allí a los peces apropiados, y luchó sin éxito para establecer alianzas para su explotación comercial.

Ya mi amigo no está para continuar con su sueño, pero la idea queda, aquí tenemos el Habanilla listo para ser cultivado de peces. Solo falta convertir el proyecto en realidad en momentos en que resulta necesario, como nunca, llevar más alimentos a la mesa.



Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.