Sáb, 19 junio 2021

¡Al fin llegó el día!

Enmanuel García Reyes, recien comienzó el preescolar y como muchos niños cubanos, está muy contento y seguro de que aprenderá mucho.

Esa frase de alegría y emoción es de mi pequeño vecino Enmanuel.  Este bello, cariñoso y simpático niño estaba loco por comenzar la escuela y el 2 de noviembre se cumplió su deseo.

Días antes, quizás uno o dos meses me comentó que este curso 2020- 2021 comenzaba en preescolar y que asistiría a la escuela del reparto donde vive. La Renato Guitart Rossell ubicada en el Reparto Riviera de la ciudad de Santa Clara en la provincia de Villa Clara.

Me había contado este locuaz pequeño con las palabras de un niño de su edad, que contaba los días que lo alejaban de tan ansiosa fecha y por fin contento llegó el día.

En una larga conversación con él supe que su maestra se llama Mayelin y que como bien dice, unos cuantos niños lo acompañan en el aula. Fue esta su manera de contar la cantidad de niños que asisten junto a él y que serán sus amiguitos, porque comenzó a conocerlos y está convencido que se llevarán muy bien.

Al preguntarle algún nombre de ellos me dijo: Aun no lo sé, pero me parece que son en inglés. Por eso no pude aprendérmelos cuando lo dijeron. Una más de la ingenuidad de la edad prevaleció.

Ninguno lloró por separarse de sus papás, me dijo. Estaban esperando fuera, continuó, al igual que los míos. Ya somos niños grandes, no lloraremos y aprenderemos mucho.

Dice Enmanuel que estudiará y se portará muy bien y que lo más que le gustó de estos días son los juguetes que compartió con los demás y las mesas y sillas (los pupitres de la escuela).

En su segundo día de clases la emoción contagiño a todos los vecinos. Ganó su primera estrella y así lo hizo saber a gritos al salir de la escuela. Al preguntarle el motivo de su premio, recitó los colores y las figuras geométricas y aseguró que las identificó en el pizarrón, y que se las enseñaron sus padres en casa.

La maestra es buena y cariñosa y me gusta aprender de ella, pero es seria y se pone «en candela» cuando hablamos demasiado o nos ponemos de pie sin permiso, y así dio por concluida la entrevista mi pequeño entrevistado de cinco años, a quien estoy segura le encantarán los siguientes días de su larga vida escolar que recién comienza, y donde aprenderá lo necesario para ser un futuro hombre de bien.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.