domingo, 26 septiembre 2021

¡Alto! a la irresponsabilidad familiar

Posturas irresponsables en las familias cubanas permiten la entrada del SARs-Cov-2 y se lacera la esperanza de vida.

En la provincia cubana de Villa Clara, en el centro de la Isla, son muchas las historias en barrios y comunidades sobre la ausencia de hermanos, padres, amigos y vecinos que la pandemia nos ha arrebatado.

Esta variante Delta es mucho más contagiosa, y aunque especialistas del Ministerio de salud pública cubana y científicos de prestigio internacional han dado argumentos y estadísticas, muchos se hacen oídos sordos e indiferentes a los argumentos.

Familias enteras han enfermado, embarazadas, niños, adolescentes y los más vulnerables, mayores de 60 años.

Cuando el contagio está presente es que nos damos cuenta que la estrategia sanitaria falló y entonces a exigir los protocolos de salud que en algunos momentos no se cumplieron con el rigor necesario por el personal de la salud.

Pero también existen muchas aptitudes en el seno familiar que hay que autoanalizar; las vacunas son hoy en día el armas más efectiva y poderosa para frenar el contagio del coronavirus, porque si estas vacunado la enfermedad es menos agresiva y al final puedes salir ileso. No obstante, a las vacunas hay que ayudarlas.

No te puedes cansar, en casa hay que exigir el uso del nasobuco y volver a explicar el por qué de su uso, al igual que el lavado de las manos y mantener la distancia sin caricias.

“Yo no salgo de mi casa, me paso todo el día frente al televisor», me dice Pedrito, un niño de nueve años que cursa la enseñanza primaria. «Por eso no uso el nasobuco, ni tampoco mi abuela”, alega el pequeño.

Hoy esta familia espera en casa por el traslado hacia un centro de aislamiento para recibir el tratamiento ante la detección del coronavirus, porque la sintomatología empezó escalonadamente y actitudes irresponsables en el seno familiar provocaron el contagio.

Es hora de parar el SARs-CoV-2 mediante nosotros mismos para librarnos de este maldito coronavirus que ha lacerado a las familias cubanas.


Bárbara Muñoz Ramírez

Periodista Fundadora de Telecubanacán. Licenciada en Periodismo por la UH 1982. Especialista en temas de agricultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "¡Alto! a la irresponsabilidad familiar"

  1. Hola quiero decir que en encrucijada el servicio de comunales es verdaderamente malo, no solo son muy irregulares en la recogida de la basura, para colmo hoy botaron en frente de mi casa en calabazar de sagua "edificios al lado de la secundaria"la basura de uno de los sacos y no lo recogieron, basura que aparte de todo no me pertenece.