miércoles, 28 julio 2021

Los niños son lo primero

Aunque cualquier contagio con la COVID-19 es lamentable, sin dudas los que ocurren en las edades pediátricas generan una especial sensibilidad, y podría decirse que son los más evitables. Hablamos de personas hasta los dieciocho años de edad, de los que en Villa Clara, solo en los últimos quince días, se han contagiado cuarenta y ocho con el nuevo coronavirus.
Fotos: Granma

Lamentablemente es una estadística en incremento que refleja una muestra evidente de falta de percepción de riesgo por parte de la familia, ya que hablamos de niños y adolescentes que no tienen por qué salir de casa,  pues no tienen clases presenciales ni tampoco estar jugando ni merodeando en espacios públicos, y mucho menos sin acompañamiento de mayores ni medidas de protección sanitaria.

En instalaciones villaclareñas de salud hay veinticinco casos activos entre contagios y sospechosos en edades pediátricas, y de ellos catorce son menores de 10 años, lo que refleja lo triste de un comportamiento que a veces incluye permitir el contacto de los infantes con personas ajenas al ámbito familiar, ya fuese dentro o fuera del hogar. Además de los riesgos ya conocidos de esta enfermedad, se ha sabido que la COVID-19 trae con frecuencia complicaciones cardiovasculares entre los pacientes menores de edad, lo que puede, cuando menos, dejarle secuelas a posterior.

Si hay un grupo de edad donde no se justifica ni siquiera una mediana morbilidad por la pandemia es en el de los menores de edad porque no tienen nada que hacer fuera del entorno filial, por lo que recae en sus padres y en el resto de los adultos de la familia la total responsabilidad por su conducta y observancia del distanciamiento físico y otras medidas de protección.

El asunto no se resuelve con multas y reprimendas gubernamentales, sino con actitudes responsables por que no debemos olvidar que también en tiempos de Pandemia, nada hay más importante que un niño.


Luis Evidio Martínez Díaz

Periodista Graduado en la UH como Licenciado en Periodismo 1991, prefiere el debate y el análisis de los acontecimientos que le circundan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.