Vie, 23 julio 2021

Letras cubanas

Las bibliotecas ofrecen al pueblo cultura, entretenimiento y conocimiento en cualquier lugar y circunstancia, incluso durante una larga etapa de confinamiento. Estos son motivos suficientes para un llamado al rescate de la lectura.

«Urge saber con certeza qué se escribe hoy, qué lee y desea leer el cubano de nuestra época, cuál es la relación de los jóvenes con la lectura, ventilar si hemos sabido contar nuestra historia en las letras». Palabras expresadas por el poeta Miguel Barnet en un encuentro reciente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

En torno a este sentido apunta la brújula de la literatura cubana. Para buscar más adeptos e incorporar la historia de un país no solo a los libros de enseñanza. Nuestras bibliotecas públicas viabilizan todos sus servicios en favor a esto.

Nuestro presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en este mismo evento del 15 de marzo de este año instó a la lectura y escritura para la formación de mejores ciudadanos. El mandatario argumentó que alrededor de la literatura se construye una forma de vida y de pensamiento. 

«Una de las opciones de las bibliotecas son las actividades de promoción de la lectura que brindan su fondo bibliográfico para un posterior préstamo. Las consultas y referencias para materiales de estudio, así como el préstamo interno y externo de libros constituyen otras alternativas para el lector», declaró la directora de la Biblioteca Pública de Manicaragua, Madania González Santana.

Las bibliotecas ofrecen al pueblo cultura, entretenimiento y conocimiento en cualquier lugar y circunstancia, incluso durante una larga etapa de confinamiento. Estos son motivos suficientes para un llamado al rescate de la lectura.  

«Cuando la persona lee, curte sus conocimientos, eleva el nivel cultural, si queremos que Cuba sea unos de los países más cultos del mundo leer es uno de los caminos. Por eso nuestro trabajo como bibliotecarias consiste en garantizar a las personas la bibliografía necesaria», acotó González Santana.

Los escritores como argumentaba César Vallejo, escriben no solo para vivir sino para ayudar a que otros vivan. En Cuba los escritores necesitan formar parte de este concepto y entrelazarlo con la historia.

La emergencia epidemiológica impidió la realización este año de la Feria Internacional del Libro, y tronchó el programa de la anterior a lo largo del país. Los escritores y sus instituciones culturales intentan un cambio de esta realidad con la celebración, del 26 al 31 de marzo, de una jornada por el Día del Libro Cubano, al conmemorar el aniversario 62 de la fundación de la Imprenta Nacional.

En la jornada los escritores harán presentaciones literarias, conferencias, paneles, entrevistas, documentales y exposiciones, con el acompañamiento del cine, la música y las artes plásticas y escénicas. Todo esto en las plataformas digitales.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.