domingo, 26 septiembre 2021

Lactar es dar vida

Lactar es dar vida a ese ser que traemos al mundo con todo el amor que engendra su nacimiento y bienvenida, decía mi abuela. Aprovecho la jornada de la Lactancia Materna para opinar sobre el tema.
madre en banco de leche

Cuando rememoro los criterios de mi madre y que daba mi abuela, recuerdo que no permitían que los pequeños de casa dejaran de recibir esa gota de vida que va en cada succión de leche devenida de su madre. «Es su primera vacuna de vida», decía mi abuela, y cumplir el horario y todo el protocolo que implica, era inviolable en mi familia y aún lo es.

No solo la comodidad de no tener que calentar el biberón de leche, hervirlo antes y mantener la higiene esmerada que lleva, sino todo lo que en materia de alimento contiene esa leche. «También ayuda al contacto directo que necesita ese pequeño que acababa de nacer, al sentirse protegido en brazos y querido por su mamá», decía mi abuela y repite mi madre.

Justo esas opiniones con las que crecí y luego trasmití a mis hijas, las explicó la Neonatóloga Reina Alodia González, Responsable del Programa de Lactancia Materna en Villa Clara y del Banco de Leche provincial, en la revista especial en tiempos de pandemia que trasmite la televisora provincial Telecubanacán.

Sonreí cuando la escuché decir que la lactancia es la primera vacuna que reciben los niños al nacer, porque recordé cuánta coincidencia con el criterio de mi sabia abuela, no por letrada ni instruida, todo lo contrario, sino por sus conocimientos de sabiduría popular y de vida trasmitidos de generación en generación.

Recuerdo escuchar anécdotas de familiares que sus hijos/as eran amamantados durante años y que crecían sanos y fuertes sin enfermar nunca.

En fin, volviendo a la entrevista de la especialista, la doctora acotaba lo importante de la lactancia materna, y sobre todo en estos tiempos de pandemia, donde resulta imprescindible y no constituye un riesgo ante la COVID, porque la madre debe cumplir todas las normas que están orientadas a la hora de amamantar a su bebé.

Usar el nasobuco, higienizarse las manos, brazos y toda parte del cuerpo que entre en contacto con su niño al lactar, no permitir visitas en casa. Tampoco la entrada de personas ajenas a la habitación. Solo la madre y aquella que en la familia pueda servirle de apoyo a ella, especialmente que no salga de casa tampoco a realizar cualquier diligencia, fueron consejos y orientaciones dadas por la especialista en el programa.

Otra acotación fue la posibilidad que tienen hoy las madres que lactan de ser vacunadas con “Abdala” sin necesidad de interrumpir la lactancia. Con la vacuna se protegen ellas y su bebé.

La leche materna es un fluido biológico rico en inmunoglobulina, que necesita el bebé. Reiteró la doctora la necesidad de no dejar de lactar a los niños, incluso como alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida, luego de esa edad, se debe ir introduciendo los alimentos sin quitar la lactancia. 

Hoy, cuando el mundo atraviesa la crisis sanitaria y existe un alza en las cifras de contagios en recién nacidos, se hace imprescindible que cada madre no deje de lactar a su bebé, es una manera más de inmunizarlo y protegerlo ante el virus. Pero recuerde: no amamante a su niño sin cumplir el protocolo establecido para ello, que si bien la higiene siempre está presente en este proceso desde antaño, hoy le incluimos el uso de las mascarillas o nasobuco y el distanciamiento físico de cualquier intruso. Sólo así, lo estará protegiendo y evitando un fatal contagio.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.