sábado, 31 julio 2021

En busca (desesperadamente) de Mariposas de Cristal

En mi infancia tuve la posibilidad de pasar algunos veranos en la finca de un familiar en el Escambray. Durante la noche escuchaba las historias de puercos y perros jíbaros que se refugian en el monte contadas bajo un farol chino, luz contra la cual una vez intente competir llenando una jarra con decenas de cocuyos. Fue allí donde escuché hablar por primera vez de unas mariposas con alas tan transparentes que permiten ver las flores y los tallos sobre los que estas se posaban.
Foto: Cubadebate
Foto: Cubadebate

Poco después las descubrí cerca de la casa, pero entonces no di mucha importancia a los insectos por la ausencia de colores que no competían con otros ejemplares más carismáticos de la manigua. Con el tiempo conocí que estas mariposas de cristal son una de las maravillas de nuestra naturaleza y conocidas con el nombre de Greta cubana

 Ya adulto regresé nuevamente a las montañas, ahora equipado con cámaras y equipos de filmación para intentar atrapar imágenes de este animal de alas traslúcidas con sus características puntas anaranjadas o de color café.

Como la finca de mi tío y todo su ecosistema desapareció un día tragado por una obra hidráulica, encaminé mis pasos al Salto del Caburni en Topes de Collantes donde algunos entomólogos me aseguraron que las hallaría. No tuve éxito.

En un punto del camino conocido por el nombre de la trompa del elefante, conversé con los residentes de la zona que abastecen con jugos y agua helada a los excursionistas agotados por la caminata, y les pregunté por los elusivos insectos.

Algunos recordaron haber visto mariposas de cristal en el área, pero no recientemente, y aludieron que la naturaleza había cambiado, las floraciones disminuyeron y hasta las abejas de la tierra eran escasas por ese motivo. Uno de ellos me aseguró que las localizaría con seguridad en las arboledas cercanas a pico Potrerillo.

Foto: Naturaleza Secreta

Prácticamente nadie conoce que Villa Clara alberga poblaciones de mariposas de cristal, me dijeron cuando uno de mis documentales formó parte de la sección oficial del Festival Imagen de la Naturaleza, Rosa Elena Simeón in Memoriam, que auspicia el Museo Nacional de Historia Natural de La Habana. 

Este certamen dedicado a promocionar audiovisuales dedicados a la promoción ecológica tiene como símbolo a la Greta cubana, como ejemplo de una fragilidad y belleza necesaria de preservar y dar a conocer.

El insecto no formaba parte de las colecciones del mariposario de la Quinta de los Molinos de La Habana cuando visité el lugar hace un par de años.

Aquí en mi tierra no acaba de florecer un proyecto para crear en nuestro zoológico un pequeño espacio dedicado a mostrar vivas a nuestras mariposas autóctonas y se retrasa la hora en que los visitantes a la instalación conozcan los ligus, estos bellos caracoles de la provincia que se me antojan tan carismáticos como las polimitas, y que también desgraciadamente forman parte de la naturaleza oculta del centro de Cuba


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.