miércoles, 28 julio 2021

A cada cual lo que toca

“Al panadero toca hacer pan, al médico curar, cada uno tiene algo que hacer en el mundo, incluso, quien piensa que no tiene propósito en la vida”, es una frase que me acompaña siempre, algo así como una filosofía personal que llego desde la experiencia de alguien muy querido, es también una expresión que he repetido mucho durante los últimos 15 meses, en esta batalla pandémica, ante cada demanda de reconocimiento, primero la pienso y luego valoro si la comparto o no.

“Al panadero toca hacer pan, al médico curar, cada uno tiene algo que hacer en el mundo, incluso, quien piensa que no tiene propósito en la vida”, es una frase que me acompaña siempre, algo así como una filosofía personal que llegó desde la experiencia de alguien muy querido; es también una expresión que he repetido mucho durante los últimos 15 meses, en esta batalla pandémica. Ante cada demanda de reconocimiento, primero la pienso y luego valoro si la comparto o no.

Y hago una aclaración desde el principio: con los médicos es otra cosa, a ellos les toca curar, y durante más de un año no han dejado de hacerlo, en medio de las situaciones más difíciles, enfrentando las mismas limitaciones que todos, con familia en casa sin poder abrazar, con problemas, enfermedades…hemos sobreexplotado lo que les toca hacer…y no hemos hecho nuestra parte.

Como seres sociales, parte de un sistema, de un país, nos corresponde ser responsables, personas que se cuidan y protegen a los demás con nuestras acciones arriesgamos mucho, y no sólo en lo individual, las decisiones que tomamos tienen una repercusión en nuestro entorno, en la transmisión de una enfermedad que no ha trastocado la vida. Al igual que el Efecto Mariposa, el más ínfimo del incumplimiento de las medidas de higiene, distanciamiento, prevención, puede desencadenar un caos, una cuarentena, una cadena de contagios, la muerte.

Conozco a personas que, de saber las consecuencias, no hubieran hecho ese cumpleaños, no hubieran salido de casa, no le hubieran dado un abrazo tan apretado a ese amigo…pero lo hicieron, no sabían las consecuencias, pero sí los riesgos, y ahora las secuelas de la COVID-19 los acompañarán durante toda la vida: la fatiga, el recuerdo del familiar que no está, el miedo…conviértete en alguien que hace lo que le toca, porque tú también tienes un propósito en este mundo.


Gricelys María Moreno García

Periodista Licenciada en Periodismo desde 2007 por la UCLV, ama la televisión y disfruta llevar a la pantalla el acontecer de su tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.