miércoles, 28 julio 2021

Uff ¿qué vestir?

Esta etapa estival está muy fuerte como casi todos los años. Alimentarse bien y vestir adecuadamente es importante para sentir menos calor.

Esta etapa estival está muy fuerte como casi todos los años. Alimentarse bien y vestir adecuadamente es importante para sentir menos calor.

No estoy detrás de la moda, ni es mi intención sugerir al respecto durante la etapa estival porque no soy diseñadora , pero como simplemente me cuesta encontrar algo adecuado para salir de casa cada amanecer, me detengo en aconsejar cómo enfrentar el armario en este intenso calor que vivimos por estos meses.

Tengo un guardarropa amplio con suficientes piezas de vestir, sin embargo, me detengo ante él para escoger lo adecuado cada mañana para salir al trabajo o a cualquier menester que precise. De hecho, hasta en un amanecer con los quehaceres domésticos habituales, es difícil encontrar lo adecuado para el vestir.

No es descubrimiento que, para combatir el calor, cuanta menos ropa, mejor. Este criterio sin duda funciona, pero no sólo es posible si estás de vacaciones en la playa o te quedaste en casa. Si la subida de las temperaturas te pilla trabajando como a mí, hay soluciones para ir bien vestida y no asfixiarse en el intento.

Reviso, modifico y hasta desecho piezas porque son casi insoportables ante las altas temperaturas que suceden cada día, sin embargo, de acuerdo a mi elección sugiero algunas que pueden usarse sin distinción de edad además de ser muy frescas.

Aislar los niveles de radiación de los rayos ultravioletas es la idea del vestir en un país donde se hace insoportable el verano cada año. No sé si es la sensación térmica o realmente la subida de temperaturas, pero cada mañana llego hasta malhumorada al trabajo y repitiendo sin cesar: ¡Uff Que calor!

Si bien hay textos que consideran que las prendas oscuras son mejores, otros niegan esta teoría y aconsejan los colores pasteles; en cambio me sumo a este último criterio y adiciono que usemos ropas sueltas, de algodón liviano, lino liviano, seda liviana, porque esto sí es lo más aconsejable.

Digo livianos, porque el peso de cada diseño también influye en la sensación térmica que sentimos. Intenta escoger ropa que pese poco y que sea suelta, que no se te pegue al cuerpo ya que esto propicia la sudoración.

Mientras estés en casa, lleva ropa muy fresquita como vestidos finos o shorts y camiseta de tirantes: de esta manera no pasarás calor innecesariamente.

Contrariamente a lo que parece, cuando el calor es muy seco, conviene taparse la piel para protegernos del crudo sol. Y si es preciso, usa camisones u otras prendas suaves para cubrir los brazos y las piernas a la hora de salir a exteriores.

Cúbrete también la cabeza; una pamela, un sombrero, un pañuelo, una gorra o una sombrilla evitarán que los rayos impacten sobre tu cabeza. Vivimos en un país tropical y aunque te parezcan imprudentes las insistentes miradas de otros, la cabeza cubierta es lo más sensato. IMPORTANTE: no olvides los espejuelos oscuros!!!.

.


Aliuska Brizuela Vega

Licenciada en Periodismo Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán y amante de la literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.