miércoles, 28 julio 2021

Beber agua helada ¿dañino o no para la salud?

Beber mucha agua es muy importante para la salud. De dos a tres litros diarios recomiendan los especialistas. Fría o a temperatura ambiente, es decisión de cada quién.

Beber mucha agua es muy importante para la salud. De dos a tres litros diarios recomiendan los especialistas. Fría o a temperatura ambiente, es decisión de cada quién.

Soy de las que bebo mucha agua durante las 24 horas del día. Motivos de salud y consejos de especialistas me incitan a ello. No salgo de casa sin llevar conmigo el agua que he de beber.

No precisamente mi experiencia la que me motiva a abordar el tema, sinolas altas temperaturas que sobrepasan los parámetros habituales en este verano.

He leído mucho al respecto y sobre todo si es beneficiosa o no para la salud beber agua helada, y solo encuentro mitos y realidades sobre el tema en cuestión.

Nuestros abuelos no permitían llegar de la calle o del juego de niños y beber agua de inmediato, y mucho menos si estaba helada. Siempre te obligaban a esperar el espacio de tiempo que ellos entendían.

Algunos expertos aseguran que no debe beberse helada, y sus razones la basan en que se produce en nuestro cuerpo una contracción de los vasos sanguíneos, entonces el cuerpo, en lugar de trabajar para extraer los nutrientes de la alimentación que nos proporcionan energía, utiliza ésta para regular la temperatura corporal.

Algunos criterios aseguran que si se toma después de la comida, tiene como efecto aumentar la mucosidad, y que a su vez puede disminuir la función inmunológica. Otros aseguran que el agua fría hace pesada la digestión porque solidifica las grasas que ingerimos, por tanto engordamos más; sin embargo, existen quienes afirman que es muy buena para adelgazar.

Como ven no hay uniformidad de opiniones al respecto y como dice un viejo refrán “los científicos aún no se ponen de acuerdo”.

Los orientales, por su parte, razonan que es muy perjudicial y mantienen la tradición de acompañar las comidas con té caliente. Su medicina ancestral considera además que la combinación de alimentos calientes con líquidos fríos provoca un desequilibrio no conveniente para el organismo.

Como no soy especialista, mucho menos científica, y aun cuando casi toda el agua que bebo durante el día es más bien fresca y no helada, no entraré a descifrar si es beneficiosa o no beber agua helada, pero sí aseguro que resulta muy refrescante cuando se toma así durante el intenso calor.

En fin, usted tome sus propias decisiones sobre el consumo de agua, ya sea helada, fresca o a temperatura ambiente, pero eso sí: ¡beba mucha, pero mucha agua! asegúrese que está bien hidratado, porque solo así puede sobrevivir a este intenso verano.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.