jueves, 29 julio 2021

Lo que no sabías del consumo de los refrescos gaseados

Los refrescos gaseados son muy demandados a nivel mundial. En nuestro país también gustan mucho, fundamentalmente a los más pequeños. Pero quizás no conozcas de sus efectos poco deseables para la salud.

Todos conocemos que el exceso de sal es perjudicial para la salud. En cualquier refresco con gas, incluso, en el agua con gas, las burbujas se consiguen con carbonato sódico. Esta sal concentra mucho sodio, que junto con el cloro, son los componentes de la sal.

El sodio afecta a la presión arterial, ya que hace que esta aumente, siendo la hipertensión uno de los principales factores de riesgo de los accidentes cerebro y cardiovasculares.

El consumo abusivo de las bebidas con gas es un hábito dañino para el corazón y sus arterias. También son agresivos e irritantes para la mucosa de todo el tracto digestivo. El gas contenido en estas bebidas estimula la producción de más ácido en el estómago. Sin embargo, cuando una persona tiene una indigestión por exceso de comida, los refrescos como el de cola, pueden ayudarla. El motivo es que la cafeína estimula al vaciado gástrico y el efecto expansivo en el estómago.

Debemos saber que además del sodio, la mayoría de estas bebidas tienen una altísima cantidad de azúcar refino industrial, con gran cantidad de caloría y altamente diabetógeno. Lo que favorece la aparición de la resistencia a la insulina que es la antecámara de la diabetes tipo 2.

Añadimos que los refrescos con gas tienen una alta cantidad de colorantes, acidulantes, saborizantes y demás aditivos artificiales químicos. Por lo que es mejor preparar un refresco a partir de frutas naturales y bajo en azúcar,  que sin dudas nuestro organismo y salud lo agradecerán.


Helen Álvarez Martínez

Locutora Lic. Comunicación Social (2013) por la UCLV. Locutora de varios espacios de la radio y la tv villaclareña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.