jueves, 29 julio 2021

Equilibrar la energía en el hogar

Debo comenzar diciendo que cuando escuché por primera vez la palabra Feng Shui, no sabía cuánto puede influir en el mejoramiento de nuestras vidas cotidianas. Y fue exactamente un día que estaba en la búsqueda de un curso de idiomas en la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), y vi la propuesta de éste curso denominado Feng Shui; por la curiosidad de saber su significado, comencé.

El Feng Shui es una filosofía china que nos va a permitir si la ponemos en práctica, armonizar los espacios de forma tal que mejora la energía vital. A nivel mundial muchos diseñadores de interiores y arquitectos aplican su estudio.

Literalmente Feng Shui significa “viento y agua” porque desde sus inicios se trataba de un conocimiento que estudiaba los cambios de la naturaleza, como los relacionados con el clima y los astros. Es complejo abarcar completamente el estudio del Feng Shui pues tiene diversas aristas y analiza en profundidad cómo debe ser la disposición y el contenido de cada espacio que habitamos. Aunque trabaja principalmente con la energía Chi, que significa aire o aliento y la cual es fluida, se mueve y se concentra de acuerdo a ciertos principios. Los parques y espacios abiertos, los cuerpos de agua naturales o artificiales, son beneficiosos para la energía de Chi de nuestra vivienda. Por tanto, el objetivo del Feng Shui es concentrar una cantidad adecuada de Chi en la vivienda y así beneficiar a sus habitantes.

La energía de la naturaleza, el Chi, se expresa a través de cinco fases: el Fuego, la Tierra, el Metal, el Agua, la Madera, conocidos como los Cinco Elementos, proporcionan la base formal para razonar las curas o soluciones del Feng Shui; es el fundamento de las fórmulas de la brújula, de la astrología y la numerología china, del calendario y de la medicina china. En nuestra casa, los cinco elementos pueden materializarse mediante ciertos objetos. La teoría de los cinco elementos también se puede aplicar a los colores.

Pero seguramente te preguntarás cómo podemos aplicar el Feng Shui en nuestra casa. A continuación te doy a conocer los tres puntos claves para el Feng Shui en tu casa: la entrada, la cocina y los dormitorios. En estos tres ambientes se resuelve el 90% del Feng Shui del interior de tu casa.

La puerta de entrada a tu casa es uno de los puntos más importantes desde el punto de vista del Feng Shui: la puerta es la boca del Chi, por eso es el primer lugar que debemos armonizar.

Es imprescindible mencionar el Yin y el Yang que son las dos polaridades de la energía Chi. Yang es lo luminoso, activo y expuesto. Las áreas más activas o yang de una casa son su entrada, la cocina y las áreas sociales (living). Yin, en cambio, es lo oscuro, lo pasivo y lo reposado. Los dormitorios y los baños son las áreas yin de una casa. Lograr en la casa y en nuestra propia vida el equilibrio de los opuestos, entre la actividad y el descanso, entre la prosperidad y la salud, es el principal objetivo de la práctica del Feng Shui.

Después de la entrada, la cocina es uno de los sectores de la casa que más contribuye a generar un buen o mal Feng Shui. Al cocinar, se transmite la energía Chi a los alimentos, por eso el Feng Shui de la cocina puede influir mucho sobre el bienestar y la prosperidad de los habitantes de la casa.

Anteriormente mencionaba los Cinco Elementos del Feng Shui, y en la cocina siempre están presentes el Agua y el Fuego. El Agua (fregadero) directamente enfrentada al Fuego (fogón) debe considerarse como un factor negativo en la cocina, también si se encuentran a menos de 60cm uno de otro.

La relación negativa entre el Agua y el Fuego según estuve leyendo puede influir en la relación de pareja y puede armonizarse con el elemento Madera. En cuanto al color que corresponde al elemento Madera es el verde, por eso este color es muy conveniente para la cocina pero si eres de las personas que no les gusta ese color, otra opción puede ser el amarillo y los colores crudos y naturales que son también una buena alternativa.

El dormitorio es el ambiente más importante de la casa, pues durante el sueño somos más vulnerables a las energías del entorno. Les muestro algunos consejos importantes del Feng Shui para tu cuarto:

La cabecera de la cama debe tener detrás de ella una pared o tabique sin ventanas o puertas, asegurándonos así que reciba una energía Yin, apropiada para el descanso. Esta pared debe ser idealmente la más alejada de la puerta de entrada. También hay que evitar que la cama quede alineada con alguna puerta. Toda puerta acelera el flujo del Chi y desde el punto de vista del Feng Shui, una puerta alineada con la cama hace que su energía sea inestable y perturba el descanso y la intimidad. Es preferible que no haya nada ventiladores de techo o luminarias pesadas colgando sobre la cama, pueden generar una sensación de amenaza.

Otros ambientes de la casa igualmente relevantes son la sala, el comedor y el baño. A cada uno de estos lugares debes armonizarlos.

En tu sala debe haber al menos dos asientos o grupos de asientos, formando un ángulo de 90º: la posición en este ángulo es la ideal para favorecer la comunicación en el nivel afectivo y es mucho mejor que sentarse uno al lado de otro o enfrentados. Una vez que hayas dispuesto adecuadamente los asientos, es preciso proveerles de un centro de gravedad, un objeto central que llame la atención y alrededor del cual se organice el estar. El centro puede estar definido por flores de la estación, arreglos de velas, una alfombra, una mesita baja con utensilios y adornos, una iluminación dirigida, o varios de estos elementos en combinación. Música, libros, recuerdos y objetos personales proporcionan tema de conversación, puntos en común y experiencias compartidas. Tu sala debe tener variedad de formatos de asiento, para que cada uno pueda elegir el que mejor se adapte a su estado de ánimo. Respecto a los colores ideales para las paredes de tu sala, los cálidos y terrosos (marrón, café, habano, crudos, beiges etc.) son los más apropiados para dar calidez a tu sala de estar.

Pero no podemos olvidar el comedor. La mesa es el mueble comunitario por excelencia, el que nos reúne a su alrededor para compartir la comida. La forma de la mesa es importante y se puede interpretar de acuerdo a la Teoría de los Cinco Elementos.

La mesa cuadrada corresponde al elemento Tierra, aporta estabilidad y un estilo de vida conservador. La mesa rectangular corresponde al elemento Madera, establece jerarquías, ya que habrá dos cabeceras, más importantes que el resto. La mesa redonda corresponde al elemento Metal, expresa ecuanimidad y fraternidad.

Es conveniente disponer de una luz que se dirija puntualmente al centro de la mesa, en lugar de una iluminación general de todo el ambiente. La luz hacia el centro de la mesa favorecerá la intimidad y la comunicación.

Respecto a los colores para el comedor los derivados del naranja, por ejemplo, durazno y salmón, integran a la familia y favorecen la comunicación. El color verde crea una atmósfera informal, lúdica y de compañerismo. El color blanco indica protocolo y formalidad.

Por último y no menos importante nos queda el baño. Es un espacio de purificación y placer, donde a través de los cuidados que le damos a nuestro cuerpo, expresamos nuestra autoestima.

Básicamente necesitamos que el baño tenga todas sus instalaciones en buen estado: llaves de agua, puertas y ventanas deben cerrar perfectamente. La sensación del baño debe ser de intimidad y seguridad. Debe ser simple y no demasiado grande.

Es ideal que el área del lavamanos esté completamente separada de la bañera, usa al menos una cortina. La bañera no debería estar cerca de una ventana grande, aunque sí es muy favorable que el baño cuente con una ventana al exterior.

Si bien el Feng Shui se ha popularizado en relación al diseño de interiores, el entorno que rodea a la casa es determinante para la calidad de las energías que pueden acceder a la vivienda.

De este tema tengo mucho más para que conozcan y apliquen, no sólo en su casa, también en su trabajo. Sólo es un acercamiento al Feng Shui para lograr el equilibrio en nuestras vidas.


Helen Álvarez Martínez

Locutora Lic. Comunicación Social (2013) por la UCLV. Locutora de varios espacios de la radio y la tv villaclareña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.