Lun, 14 junio 2021

Un SOS constante y permanente por su cuidado

Cada 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica. Fecha que se aprobó mediante la resolución 55/201 desde el año 2000. Pero es de trascendental importancia que su cuidado sea permanente.

En textos impresos y online se explica cómo la biodiversidad garantiza el equilibrio de los ecosistemas y de la especie humana y cómo vivir y cuidar el medio ambiente, que es cuidar la vida en nuestro planeta.

La diversidad biológica, o biodiversidad, es el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que lo conforman. Se manifiesta en todos los niveles de la organización (genes, especies, ecosistemas y paisajes) y se puede ver en todas las formas de vida, hábitats y ecosistemas (tropical, bosques, océanos y mares, ecosistemas de sabana, tierras húmedas, tierras áridas, montañas.

La biodiversidad es responsable de garantizar el equilibrio de los ecosistemas de todo el mundo. No es estática, es dinámica; es un sistema en evolución constante, tanto en cada especie como en cada organismo individual. Comprende tres niveles: el ecológico, el específico y el genético, cada uno de los cuales incluye una secuencia de subniveles con características propias, que se denominan propiedades emergentes.

Los tipos son la genética, de especies y de ecosistemas, es decir, significa el conjunto de plantas, especies y demás organismos, incluyendo las partículas, que pueden convivir en un mismo espacio, todo esto recrea una atmósfera que forma en conjunto, un ecosistema.

Desde el 2000 se aprobó la celebración de un “Día Internacional” aunque el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) fue adoptado en la Cumbre para la Tierra en 1992 y los 33 países de América Latina lo ratificaron.

Es necesario saber que la pérdida de biodiversidad afecta la salud de la humanidad. La desaparición de especies favorece la expansión de enfermedades y la extinción de vegetales y especies animales, una de las peores consecuencias del cambio climático global. Está relacionada con el incremento de enfermedades infecciosas en los seres humanos.

Existen acciones muy simples con las que los seres humanos pueden cuidar de la biodiversidad.

Los textos, los medios de comunicación y los expertos aseguran que reducir el uso de pesticidas y fertilizantes, porque estos repercuten negativamente en la población de la vida silvestre, así como los desechos que corren por tuberías de agua van a dañar a plantas y animales.

Reducir, también reutilizar y reciclar desechos inorgánicos, comprar menos cosas no esenciales. 

Adquirir productos respetuosos con el medio ambiente, utilizar productos de limpieza personales y domésticos que no lo dañen ni en su fabricación, ni en su uso. Desechar los materiales peligrosos de forma segura porque aquellos productos químicos que entran en el sistema de alcantarillado pueden contaminar el agua dulce y los ecosistemas oceánicos.

Son muchos los consejos que aportan bienestar al medio ambiente y por tanto a las personas, su cumplimiento nos toca a todos porque es nuestra salud la que está en juego.

A la hora de adquirir alimentos es importante que estos sean comidas y bebidas locales y/u orgánicas, así como productos del mar cosechados de manera sostenible, así eres más consciente de lo que consumes, algo que ayuda también a tu poder adquisitivo.

Otro elemento a tener en cuenta es la reducción de la demanda de energía.  Con ella disminuirá la liberación de dióxido de carbono a la atmósfera, reduciendo el cambio climático y la alteración de diversos hábitats ocasionada por la exploración y extracción de combustibles fósiles.

Si te das cuenta el planeta lo necesita. Su SOS es constante y permanente y sus consecuencias las estamos viviendo en momentos en que el calentamiento global aumenta, la temporada ciclónica se adelanta. Esto es solo por citar dos ejemplos que vemos a diario entre tantos que ocurren y que afectan la vida del planeta. 


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.