Mar, 15 junio 2021

Oportunidades de “una década para el envejecimiento saludable”

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró en días recientes la Década 2021-2030 como la del Envejecimiento Saludable.
ancianos-sc

“Esta voluntad adoptada por las Naciones Unidas pretende estimular la acción de los países para mejorar el bienestar de las personas mayores, tanto mientras dure la pandemia de COVID-19 como después”, dijo el Dr. Etienne Krug, Director del Departamento de Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud.

Nuestro país es uno de los más envejecidos de América Latina y el Caribe: cuenta con el 20,8 % de su población de 60 años o más, para el 2030 se espera alcance un 30 %. Desde hace algunos años hay más personas mayores que niños en Cuba.

Con el aumento de los años a vivir, las oportunidades que puede brindar la vida dependen en gran medida del envejecimiento saludable. Este envejecimiento saludable no es algo estático, es un proceso que abarca toda la vida y llega a todas las personas, sanas o con enfermedades, y a cualquier edad.

El envejecimiento de la población está declarado por el gobierno cubano como un área estratégica para el futuro del país. En Cuba el envejecimiento de la población ya repercute en todos los aspectos de la sociedad, en particular los mercados laborales, la demanda de servicios como educación, vivienda, salud, atención a largo plazo, protección social, transporte, información y comunicación, así como en las estructuras familiares y los lazos intergeneracionales.

Cuba está mejor preparada que otros países para afrontar el reto del envejecimiento, aunque queda camino por andar. Tiene un sistema de salud universal, gratuito y con equidad, con una seguridad social que no deja desamparado a nadie. El trabajo mancomunado de toda la sociedad permitirá  ofrecer una respuesta armonizada, concertada y sostenible al reto del envejecimiento.

Los ámbitos de actuación que se proponen en este Decenio son:

Cambiar nuestra forma de pensar, sentir y actuar con respecto a la edad y el envejecimiento.

Asegurar que las comunidades fomenten las capacidades de las personas mayores.

Ofrecer una atención integrada y centrada en las personas, y servicios de salud primarios que respondan a las necesidades de las personas mayores.

Proporcionar acceso a la atención a las personas mayores con enfermedades crónicas que lo necesiten.

Participar en un decenio sobre este tema permitirá a Cuba visibilizar más el fenómeno del envejecimiento, identificar áreas en las que los ministerios, gobiernos locales, sociedad civil, academia y el sector no estatal que puedan intervenir para entre todos construir, junto a las personas mayores, nuestra respuesta a este proceso demográfico.

La pandemia que ha azolado al mundo y la llegada de la “nueva normalidad”, caracterizarán el inicio del Decenio del Envejecimiento Saludable. Para Cuba es una oportunidad para aprender y enseñar de forma exitosa a este movimiento. Lo que es bueno para las personas mayores, es bueno para todos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.