Lun, 14 junio 2021

Mis respetos a su labor

Hoy, a 24 horas de haberse celebrado la fecha es que escribo sobre el tema y felicito a esos médicos que dedican su vida a cuidar y sanar a los animalitos.

Soy de las que pienso que para reconocer y homenajear a los que se dedican a la medicina veterinaria cualquier día del calendario es ideal, aún cuando son muy poderosas las razones para establecer el 24 de marzo como ese día.

De ahí que, hoy, a 24 horas de haberse celebrado la fecha es que escribo sobre el tema y felicito a esos médicos que dedican su vida a cuidar y sanar a los animalitos; mascotas e incluso aquellos que nos sirven como alimentos tienen que estar sanos y a ellos le debemos su curación.

Ver caras tristes o malestares en nuestras mascotas ya nos deprime; identificarnos con su sufrimiento es muy complejo y contar con una persona que dedica su profesión a sanarlos es una dicha y por ello merecen que el homenaje sea cualquier día del año.

Recuerdo la ocasión en que mi perro Jonh se escapó de casa y fue agredido por otro más grande que él, encontré entonces en unas bellas manos veterinarias el alivio a sus heridas. Cada momento en que enferma y Martica lo cura se convierte en alegría para nuestro hogar.

Otro recuerdo menos agradable fue el proceso de enfermedad que sufrió el chow chow de casa y la asistencia sistemática que recibió también de manos de Martica y otros a los que ella convocó en busca de soluciones para sus males. Enfermedad que no encontró cura, pero sí alivio a su dolor.

En empresas ganaderas, en consultorios veterinarios, en centros científicos y en centros de producción de alimentos tanto para humanos como para animales encontramos médicos veterinarios con alta dosis de sensibilidad, dispuestos a salvar la vida de los animales, aseguró Abilio Leiva Valdés, Presidente de la Sociedad Cubana de Medicina Veterinaria en Villa Clara.

Para la doctora Carmen Luz Gómez Pimentel, miembro ejecutivo de la Sociedad Cubana de Medicina Veterinaria en Villa Clara, ser médico veterinario es también una misión humana, es una especialidad que merece todo el reconocimiento y la admiración de los dueños de animales y de toda la sociedad.  

De ahí que, en un momento en que Cuba está a punto de poner en vigor la Ley de Protección Animal esta rama de la medicina juega un importante papel en hacer cumplir lo establecido en esa legislación a punto de convertirse en realidad. 

Y será ese día una fecha que valide la labor de esos aguerridos de la medicina veterinaria, que brindan amor incondicional a los animales de todas las especies. A ellos mis respetos.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.