Mar, 15 junio 2021

Jornadas contra la Homofobia y la Transfobia, otro paso en un camino de derechos

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) inicia la 14ta edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Con la certeza de que ninguna reforma legislativa puede avanzar sin un proceso formativo y de sensibilización que lo acompañe, se proponen promover las condiciones personales, familiares y sociales que permitan el ejercicio pleno de los derechos sexuales de las personas en sus diferentes contextos de actuación, sin exclusión por su orientación sexual o identidad de género.

Hace apenas unos días fue presentada la comisión encargada de elaborar el proyecto de un nuevo “Código de las Familias” para nuestro país. Con la publicación de ese equipo en la Gaceta Oficial de la República, comienza un proceso de construcción, debate y consulta que debe desembocar en la aprobación mediante referendo de una norma jurídica muy esperada. En correspondencia con lo establecido por la Constitución de 2019, entre sus desafíos estará asegurar en la práctica derechos sexuales y reproductivos para las personas LGBTI.

En ese contexto, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) inicia la 14ta edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Con la certeza de que ninguna reforma legislativa puede avanzar sin un proceso formativo y de sensibilización que lo acompañe, se proponen promover las condiciones personales, familiares y sociales que permitan el ejercicio pleno de los derechos sexuales de las personas en sus diferentes contextos de actuación, sin exclusión por su orientación sexual o identidad de género. 

Mariela Castro Espín, directora del Cenesex, durante la conferencia de prensa que dio inicio a las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Foto: Ricardo López Hevia / Cubadebate.

“No es suficiente con la Constitución, ni con la agenda legislativa que se deriva de ella, porque hay un componente educativo fundamental”, explicó este martes Mariela Castro Espín, directora del Cenesex y presidenta de las Jornadas, durante la conferencia de prensa que sirvió como inauguración para la presente edición.

Desde su perspectiva, no basta con incidir en acciones políticas y estrategias, “debemos trabajar también en la creación de conciencias, en la transformación de los conocimientos de modo que no sigan atravesados por diversos prejuicios en torno a la orientación sexual, los diferentes tipos de familia, entre otros”.

“Las Jornadas entran en sintonía con la misión del Cenesex, que por más de 30 años ha generado procesos de erosión de estereotipos que funcionan como obstáculos para la garantía de los derechos relacionados con las sexualidades”, precisó al respecto Manuel Vázquez Seijido, subdirector de la institución.

En ese camino, la actual edición también busca visibilizar, combatir y superar toda forma de discriminación y violencia por motivos de género y promover las acciones y los resultados del trabajo institucional, político y gubernamental de nuestro país a favor del respeto a la dignidad plena de las personas con sexualidades no heteronormativas.

Manuel Vázquez, subdirector del Cenesex, durante la conferencia de prensa que dio inicio a las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Foto: Ricardo López Hevia / Cubadebate.

Para ello, desde este martes y hasta el próximo 30 de mayo, desarrollarán diversas acciones que buscan acompañar las normas jurídicas que regularán los contenidos constitucionalmente previstos. La institución convoca a activistas, especialistas, académicos y la población en general a compartir paneles, forodebates y otros espacios, fundamentalmente virtuales, a raíz de las limitantes impuestas por la COVID-19.

El año pasado, explicó Castro Espín, las Jornadas tuvieron que adaptarse al escenario virtual con muy poco tiempo de preparación. “Las consideramos satisfactorias, pero no tuvieron todo el impacto que queríamos. Hay que hacer otras acciones más allá del mundo virtual, porque una parte de la población aún no accede a Internet”. 

La nueva convocatoria parte de los aprendizajes de la experiencia anterior. “Dada la situación epidemiológica, organizamos la realización y transmisión televisiva de la 14ta Gala Cubana contra la Homofobia y la Transfobia el próximo 17 de mayo, pero también haremos énfasis en el espacio académico, en la socialización de investigaciones y en el activismo”, argumentó la también diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).

Las historias de vidas no hegemónicas de familias diversas, el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres como oportunidad para enfrentar la homofobia y la transfobia, los desafíos de cara a una comunicación inclusiva y la relación entre derechos sexuales y fundamentalismos religiosos, serán algunos de los asuntos a debatir en paneles virtuales convocados como parte de las Jornadas, que se transmitirán en los perfiles en redes sociales del Cenesex.  

Además, se desarrollarán forodebates en Juventud Rebelde y Cubadebate sobre los  mitos alrededor de las familias y parejas homoafectivas y los avances y desafíos en torno a los derechos sexuales en la Constitución, respectivamente; y se presentarán los libros “Paquito el de Cuba. Una década de ciberactivismo” y “Sexualidades e identidades de género no heteronormativas. Tensiones y desafíos para los derechos humanos”.

En otro momento, activistas de Cuba, Argentina, Panamá, Colombia y Venezuela se encontrarán en el espacio virtual “EnRedes”, para debatir y hacer balance sobre el activismo sobre estos temas en la región.

“Código de las Familias”, desafíos a ritmo de debate

Mariela Castro y Manuel Vázquez ofrecieron detalles de las acciones que se desarrollarán como parte de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia. Foto: Ricardo López Hevia / Cubadebate.

Desde el 2008, el Cenesex organiza las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia para contribuir al desarrollo de la Educación Integral de la Sexualidad y el reconocimiento y garantía de los derechos sexuales de todas las personas sin distinción, como ejercicio de equidad y justicia social. Pero cada año, en función de los contextos, se proponen objetivos específicos.

En esta ocasión, a las puertas del debate y aprobación del nuevo Código de las Familias, poner el foco en lo que la nueva norma garantizará para la población LGBTI resulta vital. Las Jornadas están obligadas a educar, sensibilizar y acompañar las transformaciones jurídicas previstas. Estas, a su vez, deberán corresponder con un texto constitucional avanzado en estos temas. 

A causa de la COVID-19 -y de las limitaciones que supone para organizar reuniones con representantes de todas las provincias- la agenda legislativa tuvo un atraso, comentó Mariela Castro este martes. Aún así, en el Código de las Familias se ha trabajado mucho y se presentará en la sesión ordinaria de la ANPP del próximo julio.

El Consejo de Estado ya nombró una comisión para la elaboración del anteproyecto del Código. En la Asamblea se presentará, debatirá, podrán realizarse modificaciones y, finalmente, se ratificará. Luego, iniciará un proceso de consulta popular, que tendremos que estudiar e incluso adaptar en función de las limitaciones que impone la pandemia, para finalmente llegar al referendo, detalló la directora del Cenesex.

No se va a detener la agenda legislativa, todo lo que se acordó en la Asamblea Nacional se va a seguir realizando”, insistió.

El debate, consulta y aprobación popular del Código supone un desafío extra, aún más en tiempos de pandemia. “El principal obstáculo sigue siendo el patriarcado. Es así en los países donde estamos caminando a normas jurídicas y también en aquellos donde ya están las normas, pero aún hay que garantizar el respeto a esos derechos”, indicó Vázquez Seijido.

Aún hay grupos que cuestionan derechos elementales, no solo de la población LGBTI, sino también de las mujeres. Por tanto, “un Código de las Familias en sintonía con el texto constitucional debe asegurar el blindaje de los mismos para las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas, para las mujeres y para otros grupos poblacionales”.

Al diseñar la metodología del debate popular que precederá a la consulta, “habrá que replantearse también las formas de abordar las cuestiones que nos interesan y ocupan para que lleguen a sensibilizar a la mayor cantidad de personas”. 

En ese sentido, comentó el subdirector del Cenesex, hay que diseñar campañas y herramientas de comunicación que promuevan un diálogo real, no solo desde el Estado y el Gobierno, sino desde instituciones y organizaciones vinculadas. Además, hay que repensar los modos en que se gestionan los perfiles en redes sociales de activistas y personas vinculadas a la lucha por derechos, y colocar de forma oportuna los temas que constituyen núcleos duros de las principales polémicas.

Al respecto, indicó Castro Espín, es importante asumir que los derechos son resultados de conquistas sociales, nacen de la construcción del consenso. El debate y referendo del Código de las Familias será apenas un paso más en un camino de sensibilización y educación que empezó hace mucho tiempo. Aún queda mucho por hacer para superar prejuicios y respetar plenamente la diversidad: las Jornadas contra la Homofobia y la Transfobia siguen luchando por ello.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Jornadas contra la Homofobia y la Transfobia, otro paso en un camino de derechos"

  1. En realidad esa ley o cambio que quieren hacer a la construcción sobre el código de familia no es tan deseada por todos como dicen, muchos no estamos de acuerdo y queremos que se respete las normas del código de familia actual, no queremos que se cambia, estoy en favor del diseño original de lo que es una familia. Pasé varón, madre mujer he hijos.