Jue, 24 junio 2021

La lectura en la infancia es importante

Desde pequeños es muy importante la lectura porque provee a los más chicos de cultura, aprendizaje y crecimiento, además de estimular el lenguaje. Se dice que durante el embarazo ya se puede comenzar a leer cuentos a nuestro bebé, lo cual estimula su formación. El instinto de leer no nos viene dado por naturaleza como pueden ser el de comer o dormir, por ello, cualquier tipo de aprendizaje en la infancia va a venir influído por la actitud de los padres, especialmente en la lectura, y recordemos que los niños imitan a sus padres. Los psicólogos infantiles recomiendan desde el primer año de vida, poner en contacto a los más pequeños con la fantasía, las historias, ilustraciones, y los cuentos.
Ese hombre de La Edad de Oro, fue mi amigo-Edgar Rolando Lorenzo Yanes, 7 años-
Ese hombre de La Edad de Oro, fue mi amigo-Edgar Rolando Lorenzo Yanes, 7 años-

En estos tiempos de pandemia que vivimos, nuestros hijos se han apegado más al uso de las tecnologías como celulares, tablets, computadoras, y es que esto nunca aportará como lo hace la lectura.  Podemos mencionar entre sus múltiples beneficios el fortalecimiento del vínculo entre adultos y menores. Se recomienda que entre el año de vida y los 7 años debe ser una lectura guiada, donde cuente con el apoyo y compañía del adulto para poder consolidar este hábito. Es indudable que mejora el razonamiento abstracto, la memoria, la narración de hechos, descripción de lugares, desarrollando su inteligencia emocional y su autoestima. Amplía sus conocimientos del mundo que le rodea, imagina futuros posibles y se entrena así para la vida.

En ocasiones los cuentos que les leemos traen situaciones en las cuales  pueden reflexionar sobre cómo actuar en determinados momentos de la vida y cuál sería el camino correcto a seguir, para ello es importante que el cuento seleccionado esté adaptado a la etapa evolutiva del niño o niña.

Los cuentos presentan diferentes peculiaridades que los hacen más cercanos, interactivos y vivenciales, tanto para los menores, como para sus familias. Por un lado, logra hacer del niño o niña, el/la protagonista de la historia. Se les puede pedir, al finalizar la historia, que haga un dibujo del momento que más le gustó del cuento o del personaje que prefirió. Se trata de un recurso que permite hacer más atractivo y emotivo el hecho de leer, además de educativo, social y familiar.

Todo lo que hagamos con nuestros hijos desde la infancia permitirá que durante su crecimiento hasta llegar a la edad adulta resulte inolvidable en su formación como un extraordinario ser humano y que le acompañará en sus recuerdos de por vida.


Helen Álvarez Martínez

Locutora Lic. Comunicación Social (2013) por la UCLV. Locutora de varios espacios de la radio y la tv villaclareña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.