domingo, 5 diciembre 2021

Primer donativo de carne vacuna a Hospital Militar de Santa Clara

Un productor de ganado vacuno encrucijadense fue protagonista de la primera donación de carne de res que se realiza al Hospital militar “Manuel Piti Fajardo”, de la ciudad de Santa Clara.

Ariel Moreira Rodríguez, un campesino asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios “Lazaro Huet”, de Calabazar de Sagua, en Encrucijada, realizó la primera donación de carne de res que recibe en su historia el Hospital Militar “Manuel Piti Fajardo”, de Santa Clara, lo que constituye una actitud altruista que demuestra la sensibilidad y el apoyo del campesinado cubano a las personas más desvalidas.

El Capitán Javier León Monteagudo, jefe de Intendencia del Hospital militar, destacó que esta es la primera vez que se hace una donación de carne vacuna a la institución médica. Posteriormente agradeció al campesino, y explicó que esta carne que recibirán los enfermos contribuirá a incrementar el monto calórico a través de la proteína animal que se absorbe mejor que la vegetal y que contribuirá a que estos se recuperen más rápido de la enfermedad y mantengan en buen estado su sistema inmunológico.

Para lograr la autorización controlada de sacrificar ganado mayor, el productor, quien posee un contrato de ceba de toros, sobrecumplió con sus planes de entrega de carne vacuna durante el pasado 2020; aportó 40 toneladas de 10 que estaban planificadas y creció en el número de animales respecto al año 2019.

El campesino Ariel Moreira Rodríguez, expresó que esto es parte de su contribución al combate contra la pandemia, señaló que más adelante cuando vuelva a sacrificar, su destino serán las casillas para la venta a la población.

La medida, de gran aceptación popular, tiene como objetivo estimular el crecimiento de la masa ganadera en Cuba y posibilitar además que la población tenga acceso a la carne vacuna a precios asequibles.


Reinaldo Cañizares

Periodista Ingeniero Químico de profesión, ama el Periodismo y la Literatura y el acontecer de su tierra: Encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *