Lun, 14 junio 2021

Por una mejor atención médica al pueblo

Analizar y valorar los aciertos y debilidades en la atención médica en Villa Clara resulta objetivos de trabajo del sector de la salud pública para lograr una mayor satisfacción de la población.

La pandemia de la COVID-19, unido a la sostenida falta de recursos, medicamentos e insumos médicos, han sido factores que han  menguado la atención médica en Villa Clara durante el último año. Sin embargo,  a pesar de ello, y a las constantes presiones del bloqueo económico, la voluntad y el propósito del sector de la salud pública ha sido siempre elevar la calidad de la atención médica, y con ella la esperanza de vida en el territorio.

La atención primaria de salud continúa siendo una de las debilidades    donde se requiere incrementar la resolutibidad de los consultorios  médicos. En este sentido hay que trabajar para lograr una mayor  permanencia del  médico y la enfermera del consultorio, quienes tienen  que identificarse más con la comunidad y sus problemas de salud. Se  requiere continuar  trabajando en el mejoramiento de las condiciones  estructurales de los consultorios y en el completamiento de los grupos  básicos de trabajo(GBT) .

El  plan de cirugías fue uno de los indicadores afectados durante el pasado año por problemas  objetivos, sin embargo se priorizaron las urgencias  y emergencias, realizándose en el territorio algunas de  alto riesgo que constituyeron un referente en el país .

Deprimido estuvieron y aún están los servicios estomatológicos, asunto que  hoy encuentra  solución para las urgencias en las diferentes áreas de salud.

La actual situación de la pandemia obligó a reorganizar los servicios de atención secundaria, incumpliéndose -por razones objetivas-,  la actividad quirúrgica, las consultas externas y el programa de digitalización de la red hospitalaria.

Aun cuando la provincia  mostró el pasado año una  discreta  mejoría  en el enfrentamiento al mosquito aedes aegypti,  se mantiene un elevado índice de infestación  por el vector, así como insuficiencias  en el trabajo de la campaña antivectorial y en el completamiento de la  fuerza laboral de la misma.

El programa de prevención de cáncer requiere de un mayor trabajo desde la atención primaria de salud  y desde el método clínico para  el diagnóstico temprano de la enfermedad,  y reducir  los índices  de  mortalida.

Alentador  resulta en medio de un complejo panorama epidemiológico, que Villa Clara estuvo en el 2020 entre las provincias a la vanguardia en el programa materno infantil. Incrementó la obtención de embarazos clínicos con un total de 420 embarazos para 47.8% de un total de 878 parejas atendidas por primera vez en las consultas de infertilidad.

El territorio disminuyó la mortalidad del adulto mayor entre los 60 y 74  años, y alcanzó la mayor  tasa de donación de  órganos del país  con 20 trasplantes renales, diez de córnea  y 4 de médula ósea.

Mantuvo además un ininterrumpido enfrentamiento a la Covid-19 dentro  y fuera del país siendo meritoria la actuación de todo el personal vinculado a esta tarea.

Argumentos que sirven de referencia al sector de la salud, comprometido durante el 2021 a elevar el nivel de satisfacción de la población con los servicios  médicos y a trabajar sobre los aspectos  subjetivos que en muchas ocasiones empañan  la obra de la salud  pública cubana .


Belkis Vidal Ramos

Periodista Licenciada en Historia y Marxismo por la UCP de Sancti Spíritus en 1993. Periodista de profesión y pasión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Por una mejor atención médica al pueblo"

  1. Y sí, hay mucho que mejorar todavía. Sobre todo en el Hospital Arnaldo Milián Castro. Por solo poner un ejemplo, este 24 de febrero estuve tres horas y medias en el cuerpo de guardia para ver a un ortopédico debido a una fractura en la mano. Habían varias personas pero no tantas para esa demora en la atención. Muchos con dolor se quejaban y la única respuesta de la señora q anotaba en la lista para ser atendido era que había q seguir esperando. Por cierto una señora de muy "malas pulgas" como se dice en buen cubano. En esas tres horas y medias pasó de todo. El custodio y la señora q anotaba se gritaron grocerías delante de los pacientes. Llegó la policía a intentar calmar a las personas. Luego se fue. Los pacientes siguieron esperando. Después una mujer no pudo aguantar más el dolor y se coló diciendo q no podía esperar más. Salió de consulta con un yeso en el pie. Así, entre el dolor en la mano, la desesperación de los pacientes y la cara de pocos amigos con el q la señora q anotaba decía: hay q seguir esperando, pasó el tiempo y pasó, y se pudo entrar a ver al médico. El final, una tablilla en la mano a causa de la fractura. Lo peor, la indignación.