viernes, 24 septiembre 2021

La deuda de las tarjetas magnéticas

La inestabilidad e inexistiencia de servicios POS en algunos puntos de ventas recaudadores de divisas en Santa Clara afecta la popularidad del servicio.

La inestabilidad e inexistiencia de servicios POS en algunos puntos de ventas recaudadores de divisas en Santa Clara afecta la popularidad del servicio.

Confieso que había escuchado con anterioridad varias quejas ajenas sobre la inestabilidad de los TPV (terminales de puntos de venta) o POS de pago por tarjetas magnéticas RED, en especial, en puntos pequeños de ventas de Santa Clara. Algunos vecinos más punzantes en sus pensamientos llegaron a asegurar que “les quitan la conexión porque les molesta la demora al cobrar por tarjetas”.

Hasta el momento solo escuchaba sin intervenir aun cuando en más de una ocasión era debate colectivo en guaguas o carretones. Pero llegó el momento de vivirlo en carne propia cuando compruebo que en los dos puntos de ventas cercanos a mi casa ninguno funcionaba, hasta en los Framboyanes una tienda con un amplio flujo de personas, siento truncas mis esperanzas cuando la dependienta me confirma “lo siento el POS no sirve”.

Vuelvo entonces a repasar cada una de las historias comentadas y entiendo la incomodidad de quien se le deposita un dinero de su salario en la tarjeta magnética y no puede pagar con ella de manera reiterada.

Resultan varios los sectores que pagan a través de tarjetas magnéticas como educación y salud con un número considerable de trabajadores, a esto se suman los jubilados y pensionados por lo que no hablamos de una cifra nada despreciable de quienes deciden aligerar sus billeteras y contar con la tarjeta como forma de pago. Incluso hay quienes lo ven como una ventaja de ahorro porque “voy sacando lo que necesito” o “lo tengo encima para caso de encontrar algo de urgencia”.

La situación se complejiza si pensamos en la disponibilidad de cajeros automáticos en zonas alejadas del centro de la ciudad que sean de fácil acceso en los distintos barrios. Por lo que a veces nos es imposible acceder a un cajero para obtener un dinero en un momento de apuro.

Según datos ofrecidos por el sitio Cubadebate el 90% de las operaciones realizadas en el año 2017 con tarjetas magnéticas fue retiro de efectivo. Poco a poco se ha ido creando una cultura y confianza en este tipo de pago a través de servicios tales como la banca móvil, que facilita el cobro de la factura telefónica y electricidad, y las bonificaciones de descuentos en fechas significativas como la reciente de un 10% por el día de los padres.

Sin embargo, para ganar en sistematicidad y, por qué no, un cambio de mentalidad, deben garantizarse todas las condiciones materiales para no estar a la expectativa si hoy podré o no efectuar mi compra. Dentro de lo que se incluye preparación del personal que no siempre recibe con beneplácito una tarjeta para el pago. Mantener la estabilidad en el servicio es la vía idónea para lograr la concordia y generar confiabilidad en el pago de los servicios por tarjetas.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.