jueves, 5 agosto 2021

Jurídica de nuevo tipo

María Rosa Ruvalcaba Artiles es una abogada que prefiere el olor de los campos y competir a ver qué productor aporta más a los mercados de alimentos de su pueblo, o quién ayuda más a los vecinos en estos días de tanto sufrimiento, signados por el azote de la COVID-19.

María Rosa Rubalcaba Artiles es hija de gente de mi pueblo: el Purio, donde la gente se cría como familia, y como decía un amigo común,: «Si había una sola pollona, se la comía el enfermo»,

María Rosa Ruvalcaba Artiles es una mujer sencilla, bella y que no admite las mentiras. Mary, como le decimos en confianza los que la conocemos bien, es abogada, graduada con honores; no de esas abogadas vestidas de blanco y zapatos de tacón alto, que no soportan la lluvia y el calor las ahoga.

Mary, con su piel de negra linda, podría lucir y hasta dar ventaja a esas encopetadas; más esa abogada prefiere el olor de los campos y competir a ver qué productor aporta más a los mercados de alimentos de su pueblo, o quién ayuda más a los vecinos en estos días de tanto sufrimiento, signados por el azote de la COVID-19.

A ella le gusta ese olor a miel que acompaña a una buena zafra azucarera, o ver crecer las flores en su jardín. Pero su olor predilecto es el del sudor de los trabajadores de abajo, y podemos decir que le encanta codearse con lo más selecto de la sociedad de los pobres, aquellos que empujan hacia delante para ver una Encrucijada distinta, los revolucionarios que no tienen nada porque lo han compartido todo.

Y así en el pasado reciente pudimos ver a nuestra flamate jurista bajo el viento y las aguas de la tormenta tropical Eta, o en el rescate de las personas cuya vida peligraba durante las inundaciones en el poblado costero del Santo.

Para el pobre conocimiento de leyes de este escribidor, en este Día del trabajador jurídico, no existe para abogada más recta y fiel, ni mejor amiga, madre y esposa, que María Rosa Ruvalcaba Artiles.


Reinaldo Cañizares

Periodista Ingeniero Químico de profesión, ama el Periodismo y la Literatura y el acontecer de su tierra: Encrucijada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.