Lun, 14 junio 2021

El sueño de los tiburones

No solo los famosos tienen millones de seguidores en las redes sociales. Perros, gatos y cerdos también son verdaderas celebridades en Facebook o Instagram.

Especies que superan con creces en popularidad a Katharine, un tiburón blanco hembra de tonelada y medio de peso que nada en estos momentos cerca de las costas de Carolina del Sur o a otro miembro de su especie nombrado  Mary Lee al que también se le implanto un  sistema de localización  que le ubica  desplazándose en las aguas oceánicas cercanas a New Jersey cuyas actividades son seguidas por cientos de miles de personas diariamente

Foto: Noel López

Estos movimientos son un claro indicador de que la mayor parte de los tiburones no duermen, los animales precisan que les entre agua por la boca para que sus branquias retengan el oxígeno necesario para respirar. Estas teorías han sido puestas a prueba por los hallazgos de algunos ejemplares de la  especie realizando siestas en el fondo de grutas en México, Japón y la cayería norte de Villa Clara, Cuba.

Foto: Ramón Bravo

Entrar a filmar una caverna con tiburones durmiendo tiene sus peligros. El camarógrafo mexicano Ramon Bravo, quien documento las primeras imágenes de este insólito hecho en los años 70, sufrió lesiones cuando uno de los animales despertó y le provocó heridas graves en el antebrazo.

Del fenómeno no se habló más hasta hace relativamente poco, cuando un grupo de pescadores submarinos reportó la presencia de aglomeraciones de tiburones durmiendo en pequeñas oquedades al norte de Cayo Santamaria.  El hecho fue documentado por los especialistas del Centro de Estudios y Servicios Ambientales de Villa Clara, quienes invitaron posteriormente a un equipo de filmación de Mundo Latino que aportaron las imágenes de este trabajo

De acuerdo con Edelkis Rodríguez, director del CESAM, quien realizó varias inmersiones en el área, es necesario realizar más estudios para establecer los motivos y condiciones naturales que posibilitan que estos tiburones de arrecife acudan a echar sus siestas en la zona. Rodríguez me aseguro que el burbujeo de los sistemas de buceo les despiertan, pero tienden a huir y no atacar.

Se cree que las corrientes de las mareas y un grupo de condiciones del área, crean las condiciones adecuadas para la siesta de tiburones, pero el fenómeno debe ser investigado.

Mas que pensar en medidas para proteger a las personas de los tiburones, hay que imaginar un cuerpo legal para proteger a estos depredadores marinos. El pasado año se documentaron una docena de ataques contra humanos, pero se estima que más 30 millones de ejemplares de esta especie son capturados anualmente, algunos para solamente aprovechar sus aletas.

Dormir y soñar son lujos que la naturaleza ha deparado solo para algunos, es hora de comprometernos en sueños que se transformen en leyes que regulen nuestras relaciones con estos depredadores y eviten su desaparición de los ecosistemas de la isla.


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.